Huerta

10 remedios caseros y ecológicos para combatir pulgones

Los pulgones o áfidos  forman un grupo muy amplio de insectos. Pertenecen al orden Hemiptera, suborden Homoptera (cicadelas, pulgones, moscas blancas y cochinillas). Son conocidos con el nombre de piojillos entre los agricultores.

El pulgón puede tener color negro, amarillo, verde, naranja, etc, con un tamaño aproximado de 1 a 6 mm, lo podemos ver a simple vista, y se encuentran principalmente en zonas cálidas y con poca humedad, siendo su momento de mayor actividad la primavera y el verano. También los terrenos con exceso de fertilizantes favorece su propagación.

Es una de las plagas más comunes. Forman colonias y se alimentan de la savia de las plantas. Los síntomas que presenta una planta parasitada son: deformaciones, decaimiento, abolladuras en hojas y flores, pero además por la melaza que escretan atraen a las hormigas que hace que se desarrolle el hongo negrilla, también son transportadores de virus, ralentizan o frenan el desarrollo de la planta y sus frutos, pueden incluso llegar a secar la planta.

Los áfidos tienen distintos ciclos de vida dependiendo de la planta hospedante: están las especies monoecias, que sólo viven en una planta y las heteroecias, que viven en varias plantas en función de la estación del año.  En lo que respecta a su reproducción, existen dos tipos: pulgones vivíparos y ovíparos, siendo sus colonias muy prolíficas en periodos cortos de tiempo.

Por eso, es imprescindible tener controlados los cultivos e identificar, en las primeras fases, la presencia de pulgones. El lugar a examinar será el envés de las hojas, sobre todo las nuevas hojas y los brotes tiernos, que son sus preferidas. También podemos estar alerta de los síntomas que puedan presentar la planta, como son las hojas enrolladas y pegajosas, la negrilla, manchas amarillas o verdes y la presencia de hormigas, etc.

Remedios ecológicos para combatir el pulgón

1. Agua jabonosa: Pulveriza las plantas afectadas con una cucharada de jabón neutro líquido diluido en un litro de agua.

2. Cáscara de naranja: Hierve dos tazas de agua con la cáscara de una naranja. Lo dejas reposar 24h, los cuelas y añades jabón blanco, cantidades 50/50 y pulverizar sobre as plantas afectadas.

3. Cebolla: Necesitarás 2 cebollas grandes por litro de agua, hierve 10 minutos, deja enfriar, cuela y listo para usar.

4. Ajo: Tienes dos posibilidades: plantarlos cerca de las plantas, cortados en mitades o enteros (esto sirve para prevenir y combatir la plaga); y también puedes hacer una preparación para pulverizar las plantas, hirviendo 8 dientes de ajo medianos en un litro de agua durante 20 minutos, y dejar reposar 24h antes de usarlo.

5. Ortiga: Es un buen insecticida, estimula el crecimiento de las plantas, y fortalece su sistema inmunológico. Macerar 100 gr de ortiga en prefloración en 1L de agua durante 15 días, las plantas deben estar sumergidas, y se debe remover la mezcla. Cuando el agua ya está oscura y aparece el olor de la fermentación, colamos la mezcla. Para aplicarla, debemos diluir el líquido en 100ml de solución por 500 ml de agua. Se pulverizarla en la planta o el suelo para prevenir el ataque de insectos, hongos y pulgones, fortalecer la planta y abonar.

6. Hojas de tomatera: Hieve durante 15 minutos y deja reposar toda la noche. Cuela y pulveriza sobre las plantas.

7. Ajenjo: Es una planta con efecto insecticida y repelente, pero su efecto no es suficientemente potente como para plantar la planta en nuestro huerto urbano y esperar a que actúe, es mucho mejor plantarla, y cuando crece preparar la siguiente solución: Hervir 40 gr. de hojas de ajenjo por litro de agua y dejar descansar 24 h.

8. Cola de caballo: Está muy recomendada para fortalecer a la planta. Se ponen a remojo 100 g de plantas frescas en 1 l de agua durante 24 horas. Luego se hierve unos minutos, se deja enfriar y se filtra. Se diluye en agua en proporción 1/5. Se debe aplicar en tiempo seco y soleado, de primavera a verano. Fumigar directamente sobre las plantas. Aplícar en primavera para hacer frente al verano, o después de haber pasado una plaga para la recuperación de la planta.

9. TanacetoEl tanceto o Hojas de San Pedro (Tanacetum vulgare o Tanacetum  cinerafolium) tiene un alto contenido en piretrinas. Se emplea como  insecticida general. Haremos una infusión con 300 gramos de tanaceto y 10 litros de agua. Dejar que repose durante 10 minutos. Colar y aplicar sobre las plantas.

10. Manzanilla: La manzanilla es una de las plantas que activa la población microbiana en la tierra o el compost, y sive para reforzar y estimular la resistencia de las plantas a las plagas y enfermedades. Necesitas 50 gramos de manzanilla y 10 litros de agua para preparar una infusión que dejarás reposar 15 minutos. Colar y aplicar sin diluir sobre las plantas.

Para prevenir las plagas es imprescindible mantener en buenas condiciones el huerto, y si vemos hojas o frutos en mal estado es mejor desecharlos inmediatamente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *