Agricultura Huerta

Cómo iniciar un jardín vertical

Los jardines verticales son una alternativa para los que no tienen mucho espacio horizontal, quieren cubrir un muro poco atractivo o simplemente quieren algo diferente.

Philip Yates, fundador del sitio web The Vertical Garden Institute, dice que aprendió a través de una gran cantidad de pruebas y errores, y también utilizó el libro The Vertical Garden de Patrick Blanc, un botánico considerado el inventor de jardines verticales, como guía.

Pasos a seguir

1. Elige un muro

Comience por elegir una pared. “Si tienes una pared que es fea, esa es la que vas a querer hacer”. La buena noticia es que casi cualquier pared funcionará, y a menos que desee construir un jardín vertical muy grande o plantar árboles, no necesita preocuparse por la carga de peso.

Las plantas que debes elegir dependerán de la pared que seleccionada y de la cantidad de luz solar que reciba. Sin embargo, si desea probar plantas particulares, elegí una pared que le proporcione las mejores condiciones de crecimiento.

 

 

 

2. Construye un marco

 

La estructura básica de un muro de jardín vertical es un sándwich de tres capas hecho de

 

marco, láminas de plástico y tela.

 

Construya toda la configuración antes de colgarla. Si bien en realidad se puede conectar directamente a una pared, es mejor construir un marco para colgar en la pared que luego se podrá desmontar más fácilmente.

Se puede utilizar tubos de PVC de 3/4 de pulgada, codos y uniones de cuatro vías para construir un marco. Se aconseja no usar metal (debido al peso y gasto adicional) ni madera (requiere tratamiento a presión para proteger contra la putrefacción de la humedad; no se quiere que quede agua atrapada entre una pared de madera y el marco).

 

3. Adjunte láminas de plástico

Adjunte una hoja de plástico al marco. El plástico actúa como respaldo de la capa de tela y además mantiene el agua alejada de la pared. Podés usar hojas expandidas de PVC.

4. Incorpore la tela

Adjunte la capa de tela al marco. Este es el material en el que vivirán sus plantas, y que retendrá agua para ellas. Se sugiere un relleno básico de fieltro para alfombras, pero se puede usar cualquier cosa que retenga agua sin pudrirse. Se pueden usar mallas geotextiles ya poseen las propiedades mecánicas e hidráulicas necesarias que garantizan su eficiencia en  filtración y drenaje de superficies.

Tenemos dos alternativas para los bolsillos donde se ubicarán las plantas:

  • Usar dos capas de tela al menos. Se deben unir directamente al marco con tornillos galvanizados y grapas de acero inoxidable como si estirara un lienzo sobre un marco. Siempre que la tela sea segura y tensa, sin pandeos ni arrugas, está listo para usar. Yates dice “Solo necesitas conectarlo de alguna manera para que no se suelte y se vea bonito”Los bolsillos se crean haciendo un corte en la primer tela y fijando el bolsillo con la tela del fondo y la base.
  • Hacer bolsillos individuales para colocar las plantas y luego fijarlos al marco.

5. Establecer el sistema de riego

Para que las plantas crezcan en una superficie vertical, necesitarás un sistema de riego que pueda proporcionar humedad a través de la capa de tela. Podés fabricar uno de tubos de polietileno con accesorios que se bloqueen (Yates usa accesorios de riego Perma-Loc). Básicamente es un tubo en la parte superior de su panel con emisores que gotean agua hacia abajo. Su mejor opción es conseguirlos de un proveedor de riego.

Puede comprar una válvula estándar y goteros de riego, pero necesitará un temporizador de propagación que se puede configurar por segundos en lugar de minutos. Desea un flujo rápido de agua de 10 a 15 segundos de tres a seis veces por día, dependiendo de las condiciones climáticas y de su configuración particular. Conecte un emisor cada 2 o 3 pulgadas a lo largo del tubo de irrigación superior y experimente para encontrar el equilibrio correcto entre mantener la pared húmeda y sin sobrecargar las plantas.

Sujete el marco a la pared usando herrajes de acero inoxidable (para evitar la oxidación). Los ganchos están bien si crees que querrás quitar el marco; de lo contrario, los soportes se atornillarán a la pared y el marco también funcionará.

6. Agregar el inyector de fertilizante y conecte el sistema de irrigación a la fuente de agua

Para fertilizar su pared, conecte un inyector de fertilizante, como Add-It, con una válvula de irrigación simple que envía fertilizante líquido al sistema de irrigación. Luego conecte el sistema de riego y conéctese a su fuente de agua. Tendrá que filtrar el agua con un filtro de agua de riego, que es barato y está disponible en la mayoría de las ferreterías.

Recuerde, habrá un poco de escorrentía; Una forma de lidiar con esto es plantando un lecho de flores debajo de su jardín vertical.

 

 

 

7. Elige tus plantas

Al igual que con cualquier jardín, tenga en cuenta el sol, la sombra, la humedad, el viento y el frío al elegir las plantas que va a dejar afuera todo el año. Si tiene la intención de abandonar el jardín durante el invierno, Yates recomienda seleccionar plantas para una zona más fría que la que usted vive.

Si está construyendo una pared desmontable y plantarla con árboles de hoja perenne, podría intentar guardarla en un lugar fresco y seco durante el invierno mientras las plantas estén inactivas.

Algunas plantas que han tenido buenos resultados en las paredes de Yates son hostas, iberis, phlox, helechos, weigela e incluso arándanos. “Las plantas nativas parecen funcionar mejor que las no nativas”, dice.

 

8. Insertar plantas

Para insertar plantas en la capa externa de la tela, use una hoja de afeitar para hace

r un corte horizontal en el material. Obtenga la mayor cantidad posible de tierra del rooteo de la raíz (para ayudar a evitar la pudrición de la raíz) e insértela en un corte. Usando una pistola de grapas, inserte de tres a cinco grapas de acero inoxidable para unir la tela al respaldo de plástico en un semicírculo alrededor del cepellón, creando un sobre seguro.

 

9. Diseño de planta

La parte divertida, dice Yates, es diseñar sus plantas, y la altura de un jardín vertical ofrece muchas posibilidades.

Elija plantas que crecerán de 2 a 3 pies de la pared y plántelas en la parte superior para que puedan crear sombra debajo. Sin embargo, si haces esto, ten en cuenta que deberás sembrar especies tolerantes a la sombra debajo, como los helechos. Además, una planta que está a 8 pies del suelo caerá a menudo, dice Yates. Eso le da un bonito efecto de cascada pero también ahoga lo que haya debajo, así que tendrá que recortarlo.

Plantar en tiras verticales, con plantas de sombra verde en una tira y flores amantes del sol en otra, es una buena idea. “Si vas a hacer esto y tener el efecto más dramático, y quieres que caigan las mandíbulas de tus amigos y vecinos, tienes que ir por encima de sus cabezas”, dice Yates. “Necesitan mirar a una planta que normalmente verían a sus pies”.

<iframe width=”560″ height=”315″ src=”https://www.youtube.com/embed/WXAxxe9EWmY?rel=0&amp;showinfo=0″ frameborder=”0″ gesture=”media” allow=”encrypted-media” allowfullscreen></iframe>

 

<iframe width=”560″ height=”315″ src=”https://www.youtube.com/embed/iQgdF3UKLCc?rel=0&amp;showinfo=0″ frameborder=”0″ gesture=”media” allow=”encrypted-media” allowfullscreen></iframe>

 

Quizás también te interese: “Ideas para armar una huerta vertical”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *