Clima

El otoño se instaló de forma tardía

Hubo que esperar casi hasta el último mes del otoño para poder experimentar las condiciones típicas de esta estación en Argentina. La alta variabilidad dominó hasta comienzos de mayo, pasando de un marzo extremadamente seco en buena parte del país, a un abril repentinamente lluvioso.

Como si esto fuera poco, las excesivas lluvias continuaron los primeros 10 días de mayo en varias provincias, con valores totalmente inusuales para la época. Todo esto se enmarcó dentro de un contexto en donde las irrupciones de aire frío estuvieron totalmente ausentes y las temperaturas fueron altas, a tal punto que abril se convirtió en el más caluroso jamás registrado en el país.

La ciclogénesis desarrollada en los últimos días de la semana pasada parece haber puesto fin a este periodo tan variable y con rasgos extremos en Argentina, y desde el fin de semana las condiciones más típicas de la época comenzaron a ganar escena.

Llegó el frío

La ansiada nieve llegó en las últimas horas a varios centros turísticos invernales de la Patagonia argentina. El aire frío avanza hacia el norte por el país, y estará generando durante este martes algunos chaparrones en zonas costeras de la Patagonia y de la provincia de Buenos Aires.

El norte argentino aguarda la llegada de este aire entre finales del martes y comienzos del miércoles. Mientras tanto, dentro de de una masa de aire más templada, se desarrollan lluvias y tormentas en la región noreste. Sobre el este de Chaco, norte de Corrientes, este de Formosa, y Misiones, rige un alerta meteorológico dado que algunas tormentas podrían alcanzar este martes fuerte intensidad.

Para el miércoles un sistema de alta presión estará dominando buena parte del país, favoreciendo condiciones estables de tiempo y temperaturas muy bajas. El sur y oeste de la Patagonia presentarán una mañana de miércoles con heladas generalizadas, especialmente en Santa Cruz en donde el termómetro podría indicar -10°C. En la región central también se acentuará el descenso térmico, con marcas frías a frescas durante la jornada.

El norte argentino presentará algunas lluvias y lloviznas en el comienzo del miércoles, pero con tendencia a mejorar durante el transcurso de la jornada.

Durante el jueves el ingreso de un nuevo sistema de mal tiempo a Patagonia estará dejando algunas lluvias e incluso nuevas nevadas en el sector cordillerano. Durante el viernes este sistema de baja presión se profundizará en su avance hacia el este, favoreciendo un nuevo pulso de aire frío sobre el centro del país que podría estar acompañado de algunas precipitaciones aisladas, especialmente sobre Buenos Aires.

Este nuevo bajón térmico tendrá efecto durante el próximo fin de semana sobre el centro y norte argentino, manteniendo las temperaturas frías a frescas aunque sin perspectivas de lluvias.

 

Vía: meteored

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *