Política

Etchevehere se olvidó de Pesca

Desde su asunción el 21 de noviembre, el ministro Luis Miguel Etchevehere dejó entrever que, como es habitual, la Pesca no es un tema de interés para el Ministerio de Agroindustria. A la hora de enumerar los sectores agropecuarios, la pesca no mereció siquiera una mención al pasar. Tomás Gerpe, quien fuera durante la gestión Buryaile el Subsecretario de la cartera, presentó la renuncia antes de su llegada y todavía no se ha designado un reemplazante. Durante este tiempo, el Ministro mantuvo encuentros con representantes de la Mesa de Enlace; del sector lechero y hasta de horticultura moderna, pero no ha puesto un ojo en el sector pesquero. Ante esta ausencia de autoridades, las riendas de la política pesquera en este momento, parecen ser manejadas por los representantes del Ejecutivo en el Consejo Federal Pesquero, Oscar Fortunato y Juan Manuel Bosch, ambos heredados de la anterior gestión y con un historial poco feliz.

En su discurso de asunción, Luis Miguel Etchevehere dijo que se empezaría “a trabajar desde el minuto cero ya que los productores no tienen tiempo para estar esperando que una nueva gestión se consolide para comenzar a funcionar”.  Señaló que seguiría trabajando con las Mesas de Competitividad; buscaría eliminar o reducir los trámites que perjudican la actividad de productores e industriales y se apuntaría a la apertura de nuevos mercados.

En el tiempo transcurrido desde el 21 de noviembre, el Ministerio publicó la Resolución 381/17 que tiene por objetivo agilizar y optimizar los procedimientos administrativos para productores y la agroindustria. La norma instruye a las secretarías y subsecretarías del Ministerio en el sentido de realizar una propuesta de reordenamiento normativo dentro de los próximos cuatro meses. Pero Pesca no tiene un Subsecretario abocado a esta tarea, que es de suma importancia para el sector.

Etchevehere dio cumplimiento a la promesa de intenso trabajo que formuló el primer día y en este tiempo participó de un seminario de “Horticultura Moderna”; recibió a la Mesa de Enlace; inauguró en Santa Fe con el sector lechero y visitó un tambo. También se reunió con el nuevo Gobernador de Chubut, Mariano Arcioni; pero ni siquiera en ese contexto hubo lugar para la Pesca. Los temas de agenda fueron “el desarrollo de la vitivinicultura, la olivicultura y el turismo provincial” según informa el portal de Agroindustria.

Luego viajó a Entre Ríos, donde participó del cierre anual del Consejo Empresario y firmó un convenio para reparar los caminos rurales. Ayer, sin ir más lejos, se reunió con el Embajador de Australia y con el Comité Ejecutivo de COPAL; también con el titular del Plan Belgrano y con el

Embajador de Brasil, justo cuando se acaba de descubrir el contrabando de langostino a ese país desde Mar del Plata, vía Misiones; pero viendo la poca importancia que tiene el comercio pesquero para el funcionario, es difícil imaginar que el tema será incluido en la agenda.

Cuánto tiempo más se tomará el ministro Etchevehere para designar una autoridad es toda una incógnita, pero lo que queda claro es que el sector, pese a ser el que más ha crecido en exportaciones, mejorando sustancialmente las cifras de la cartera agropecuaria, no logra captar la atención de las autoridades. Pese al interés demostrado en varias oportunidades por el Presidente de la Nación, Mauricio Macri, evidentemente en el orden de prioridades para el Minagri la industria pesquera se encuentra última.

Mientras el ministro Luis Miguel Etchevehere se mantiene es esta actitud apática con el sector pesquero, está siendo representado por estas horas en la ciudad de Mar del Plata por el director de Pesca, Juan Manuel Bosch y por Oscar Fortunato. Teniendo en cuenta cómo se ha desempeñado el primero en los dos últimos años y el historial del segundo, no parecen ser los mejores representantes

Todas las versiones indican que Bosch podría ser la próxima autoridad pesquera. Su perfil de hombre muy bien predispuesto a satisfacer los más variados deseos de los sectores empresarios, cualesquiera sean éstos, se condice bastante con el estilo elegido por el actual gobierno para ocupar los principales cargos. Pero ante la falta de información las especulaciones son las que ganan y algunos se animan a pensar en la Subsecretaría de Pesca como víctima del recorte presupuestario, dejándola nuevamente en el lugar de Dirección de Pesca, como ya ocurrió en otros tiempos. Y no parecen estar muy errados, de hecho hoy es lo único que tenemos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *