Agricultura

Histórico: Se remató el primer lote de girasol

Chaco y Santa Fe duplicaron el área sembrada en la última campaña. El remate es una forma de impulsar un producto que cuenta con creciente demanda internacional a la que sólo Argentina está en condiciones de responder.

El girasol tuvo por primera vez su propio remate. Fue de un lote primicia y representa un hecho histórico para el sector. El evento se realizó el 1 de marzo en Charata, Chaco, y tuvo como entidad anfitriona a la Bolsa de Comercio de Chaco, organizadora de la iniciativa junto a sus pares de Santa Fe y Rosario, la Bolsa de Cereales de Entre Ríos, las Cámaras Arbitrales de Rosario, Santa Fe y Entre Ríos, y la Asociación Argentina de Girasol (ASAGIR).

El lote rematado perteneció a la empresa “Sucesores de Atilio Carinelli”, que además de productores son acopiadores de granos en la localidad de Corzuela, Chaco. Y es en su rol de acopiadores que se esforzaron para ganar el remate y pasar a la historia al quedarse con las 23 toneladas del lote tras ofrecer la nada despreciable suma de 15.600 pesos la tonelada. El monto de la subasta fue donado a establecimientos educativos de Charata.

El lote fue sembrado el 3 de julio con la variedad Nuseed en unas 30 hectáreas de un campo de Corzuela, departamento de General Belgrano, en la provincia de Chaco, y fue cosechado a fines de noviembre con un rinde de 1.700 kilos por hectárea.

Los desafíos del girasol en la región. “Estamos superando las 400.000 hectáreas y el objetivo es pasar las 500.000”, dijo el gobernador del Chaco, Domingo Peppo, al enfatizar que la provincia es uno de los mayores productores nacionales de girasol. “En el Chaco producimos el girasol, pero la botella de aceite la traemos de otro lado. Como gobierno, tenemos la responsabilidad de darle al sector empresarial las herramientas para agregar valor”, agregó el funcionario.

Por su parte, ASAGIR destacó que Chaco y Santa Fe lograron duplicar el área sembrada, al pasar de 320 mil a 640 mil hectáreas tras la quita de retenciones. Este remate es un gran ejemplo de la recuperación que se necesita para crecer de 1.200.000 a las 2.600.000 hectáreas que se sembraban en el país hace apenas 10 años.

Fuente: ASAGIR

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *