Agricultura Innovación

Las ventajas de utilizar drones para fumigación

Cada vez es más común ver drones sobrevolando las ciudades en busca de imágenes que muestren los acontecimientos desde otra perspectiva. En el caso de la agricultura, esta tecnología ofrece grandes oportunidades.

Un dron o UAV (vehículo aéreo no tripulado) es un equipo con sensores de tecnología avanzada que puede monitorear una gran número de hectáreas, permitiendo a los agricultores gestionar de mejor manera sus cultivos e incrementar su productividad.

Esta tecnología permite, entre otras cosas, identificar el sobre uso de insumos como agua y fertilizantes para ahorrar costos, determinar las variaciones en el crecimiento de las plantas y notar zonas del campo con poca productividad para mejorar el rendimiento de éste.

La utilización de drones para la aplicación de productos químicos en los cultivos, pensado en cultivos no muy extensivos, y más enfocados en cultivos de pequeñas y medianas superficies tales cómo arándanos, frutillas, berries en general, viñas, algunas hortalizas, entre otros; permitiendo la aplicación rápida y en zonas de terrenos extremos de difícil acceso.

Fumigación con Drones Agra-MG1 : Los equipos tienen una capacidad de 10 litros de mezcla por estanque y el promedio de tiempo que demora aplicar una hectárea varía debido a la velocidad de avance por metros x segundo, por ejemplo, si se le damos la orden de avanzar a 1 MxS significa que el dron avanzará a 3,6 km/h, a esta velocidad el dron para cubrir una hectárea le tomará alrededor de 3-4 estanques por hectárea, por ende, en tiempo serán alrededor de 20-30 minutos. Lo regular es avanzar entre 2-3 MxS y el caudal máximo de aplicación sera 0.43 L/M x Aspersor que son 4 y el mínimo son 0.1 L/M x Aspersor en resumen el mínimo a aplicar son 0.43 L/M y máximo 1.72 L/M.

El dron fumigador hecho para este trabajo el cual reduce en gran cantidad el producto utilizado, también sirve para fumigaciones en zonas extremas, abarcando una hectárea entre 10-20 minutos, no hay exposición del operador al químico utilizado, se entrega un mapa del recorrido realizado con un informe de proceso de fumigación.

Los pasos a seguir son:

Primero es visitar al productor en cuestión para revisar si es viable trabajar en sus campos dependiendo del tipo de cultivo, frutales, hortalizas y levantar información paso a paso y ver qué sistema utiliza hoy en día y también qué mojamiento y cubrimiento busca, de acuerdo a sus necesidades y al tipo de fumigación (malezas, plagas, enfermedades, etc).Segundo, para operar de forma autónoma siempre los operadores deben andar en transporte adecuado, con estanques cargados y un generador para poder cargar las baterías del dron.

 

En resumen, algunas de las ventajas de utilizar drones para fumigación son:

– Se disminuye la cantidad de producto aplicado.

– Una fumigación más eficiente

– Reducción de costos de producción

– Posibilidad de fumigar en zonas difíciles, extremas y peligrosas

– Ahorra tiempo de aplicación (en comparación con la aplicación manual).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *