Home Agroindustria Afilando tramites para la exportación de arándanos a EE.UU.

Afilando tramites para la exportación de arándanos a EE.UU.

La producción oscila las 18.000 toneladas, las que se exportan en mayor medida a USA, Reino Unido y Europa.

La producción argentina de arándanos o blueberrys es relativamente nueva. Si bien su cultivo se introdujo en Sudamérica en la década del 80, recién a partir de 1993 se observó un rápido aumento de las plantaciones comerciales en Argentina y Chile a partir de la gran expansión debido a su adaptación al medio agroecológico, alta rentabilidad y elevada demanda externa.

Su cultivo en Argentina tiene una ventaja atractiva: se produce en contraestación con respecto a los principales productores mundiales. La mayor parte de la cosecha comienza a mitad del mes de septiembre y se extiende hasta mediados del mes de diciembre, justo cuando el Hemisferio Norte carece de frutos frescos por haber culminado su cosecha dos meses antes.

En la Argentina, la superficie plantada con arándanos asciende a 3500 ha, con un rendimiento promedio entre los 5000 y 6000 kg/ha y una producción nacional que ronda las 20000 toneladas. 

Apuntando al mercado exterior

Los servicios fitosanitarios de Argentina y Estados Unidos acordaron mejoras en el programa de pre embarque de arándanos que agiliza su certificación conjunta en nuestro país para la exportación al destino norteamericano.

De esta forma es posible incrementar la previsibilidad en el comercio bilateral, al facilitar el ingreso de este producto al mercado de Estados Unidos, que concentra más del 60% de las 10.255 toneladas de arándano argentino exportado al mundo.

Este avance es fruto de la cooperación bilateral para posibilitar el desarrollo y ejecución de los programas de pre embarque para exportación al país norteamericano vinculados a las economías regionales.

Los arándanos son pequeñas frutas de color azul oscuro, recubiertas por una leve pruina y con un exquisito sabor, ligeramente ácido. Este alimento –poco habitual en la cocina de los argentinos– brinda notables beneficios para la salud, ya sea consumido fresco o en distintas preparaciones.

Brinda un aporte nutritivito extraordinario para la dieta, que contribuye con vitaminas –principalmente C y las del grupo B–, minerales y ocupa los primeros lugares entre los alimentos vegetales que se destacan, tanto en cantidad como en calidad, por sus antioxidantes. Por ello, el consumo de esta magnífica fruta produce efectos beneficiosos en la salud que protegen al organismo de los efectos degenerativos de la edad, de las infecciones del tracto urinario y contribuye con el buen mantenimiento del sistema cardiovascular y el de la visión.

En Argentina, hay 2.800 hectáreas con plantaciones de arándano azul distribuidas principalmente en Entre Ríos, Tucumán y Buenos Aires, y tiene contribuciones cada vez más importantes por parte de las provincias de Salta, Santa Fe, Corrientes y Misiones.

La cosecha comienza en el norte durante agosto y se extiende hasta mediados de diciembre, lo que posibilita abastecer al hemisferio norte en contraestación, es decir, cuando en esa zona no tienen producción propia.

La producción oscila las 18.000 toneladas, las que se exportan en mayor medida a USA, Reino Unido y Europa, sin embargo con el afán de ampliar los mercados, en la última campaña se incursionó en el mercado Chino con notable éxito.

Es un cultivo que requiere gran cantidad de mano de obra calificada, en etapas claves como la poda, la cosecha y empaque genera más de 20.000 puestos de trabajo en todo el país.

El 95% de los arándanos argentinos se exporta como fruta fresca, aproximadamente el 2% se reserva al mercado local y el 3% restante se destina a su industrialización para la producción de pasas, frutos congelados, jugos, mermeladas y pastas congeladas para helados, yogur y repostería.

Vía: https://www.campoenaccion.com/

No hay comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí