Anuncio
jueves, marzo 4, 2021
Inicio Agricultura Agroquímicos: Gualeguaychú pidió a Senadores no desregular su uso

Agroquímicos: Gualeguaychú pidió a Senadores no desregular su uso

Anuncio

En una nota publicada en el sitio oficial de la municipalidad de Gualeguaychú, se exige a los legisladores nacionales de Entre Ríos a que “no aprueben la desregulación del uso de agroquímicos que continuarán enfermando a las nuevas generaciones”.

El Departamento Ejecutivo Municipal no se hizo a un lado de lo que ocurre en Gualeguaychú y de todo lo que ha dejado la muerte de Antonella González y de los casos de cáncer registrados en la ciudad en los últimos años. Por ello, tomó posición y a través de una nota publicada en la página web se exige a los legisladores que actúen conforme a lo que la sociedad reclama.

“El conflicto ambiental ha llegado a un punto crítico como consecuencia de un modelo de producción y desarrollo extractivista que impone una crisis global de la que la ciudad no está exenta.

La salud de las poblaciones se deteriora a la par que aumenta la cantidad de litros de agroquímicos que se echan por hectárea cada año en nuestros suelos. En Argentina, se usan unos 300 millones de litros de glifosato en 28 millones de hectáreas lo que equivale a casi 11 litros en una manzana.

El 20 de marzo de 2015 la Organización Mundial de la Salud (OMS) dio a conocer un estudio que revela que el glifosato causó daño al ADN y a los cromosomas en las células humanas analizadas. Y está considerado como sustancia cancerígena.

El momento histórico implica una revisión inmediata al actual modelo de producción agrícola industrial predominante que implica un enorme problema de salud pública. La producción No puede destruir todos nuestros montes, que son la garantía primaria en la salud del ambiente y las poblaciones que lo habitan. Hoy en día el bosque nativo lamentablemente ha sido reducido a cortinas visuales en las costas de ríos y arroyos.

En Argentina existen sobrados casos de prácticas agrícolas –como la agroecología– que producen alimentos sin agroquímicos y generan rentabilidades iguales o superiores a los del modelo agroindustrial que contamina la salud de nuestra población.

También en los cordones semirurales habita una esperanza que produce alimentos que garantizan la salud de las poblaciones. Necesitamos políticas que garanticen la vida de esas pequeñas escalas en las que se basa el sustento de sus habitantes.

Los senadores nacionales están tratando en estos días un proyecto de ley que generará, en los hechos, una desregulación reglada del uso de agroquímicos (mal llamados fitosanitarios). Se trata de una ley que no establece expresamente en sus principios el precautorio; principio de orden público establecido en la Ley General de Ambiente, a pesar de que en 2015 –a través de la Agencia Internacional para la Investigación sobre el Cáncer (IARC), dependiente de la OMS– se declaró a cinco pesticidas como posibles cancerígenos. El herbicida Glifosato (uno de los más comprados) y los insecticidas Diazinón y Malatión han sido clasificados como “probablemente cancerígenos para los humanos”.

Convocamos a nuestros representantes en el congreso a que revisen la reglamentación que vienen pensando en función de cuidar a la salud de nuestra población. Les solicitamos que no aprueben una ley cuya puesta en funcionamiento continuará enfermando a las nuevas generaciones de los habitantes de nuestra tierra”.

- Advertisement -
Anuncio

Para leer

Anuncio

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Relacionados

- Advertisement -