Ganadería Tecnología

Alientan el uso de la tecnología en la reproducción inteligente sincronizada

Resultados del Primer Simposio Internacional sobre Reproducción de Precisión en Rodeos de Cría.

Expertos en reproducción de animales afirman que el incremento de la producción bovina será el factor determinante para satisfacer el aumento de la demanda alimentaria a nivel mundial. La apreciación consiste en algunas de las consideraciones que se dieron a conocer durante el Primer Simposio Internacional sobre Reproducción de Precisión en Rodeos de Cría organizado por el Parque Científico y Tecnológico de la Facultad de Agronomía de la UBA (PCyT FAUBA) y el laboratorio Agropharma.

Reconocidos especialistas confirmaron el impacto productivo del uso de la tecnología en la reproducción inteligente sincronizada. El simposio contó con la participación de Pietro Baruselli (Universidad de San Pablo, Brasil) y Gabriel Bo (Universidad de Villa María, Córdoba); Fernando Vilella y Guillermo Berra, quienes abordaron la importancia de los manejos reproductivos.

También, sobre el impacto de la aplicación de la inducción de ciclos en el ordenamiento de servicios para mejorar la reproducción de animales, como así las posibilidades de comercialización de la carne argentina en el exterior.

“Solo el 20% de las vacas del mundo son inseminadas de manera artificial, la aplicación de tecnología mejorará los rodeos y hará la producción más eficiente en todo Latinoamérica” afirmó Baruselli, máster en Reproducción Animal, experto en biotecnología de la reproducción y el manejo reproductivo en búfalos y ganado bovino.

Asimismo, sostuvo: “Cada celo de la vaca que se pierde equivale a 15 kilos de carne que también se pierden. Argentina tiene sólo el 60% de procreo. Aumentando sólo el 10% se podría tener dos millones de terneros más. Utilizando el tratamiento con progesterona hay un celo productivo y fértil, sin ser traumático, ya que es algo natural que produce la vaca por sí misma. Hoy se insemina sólo entre el 12 y 15% del rodeo argentino”, afirmó.

Además, manifestó que el peso mínimo de faena debiera aumentarse a 450 kilos y se llegaría a cinco mil toneladas más de carne. Por su parte, Vilella, quien se desempeña como director del Programa de Agronegocios y Alimentos de la FAUBA, sostuvo en su charla de apertura Ganadería del siglo XXI, desde el Mercosur a los gigantes asiáticos: “Es necesario encontrar una solución alimentaria a la creciente clase media de Asia”.

Fuente. El Diario de La Pampa 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *