martes, octubre 19, 2021

Antigua ermita de la virgen de Guadalupe al descubierto en aguas del Paraná

La bajante histórica del río Paraná permite advertir objetos que durante mucho tiempo estuvieron sumergidos y fuera del alcance de la vista de los navegantes.

La histórica bajante del río Paraná, cuyos niveles en la capital entrerriana no registran antecedentes en 77 años, viene revelando en numerosos tramos del cauce objetos que permanecieron años y hasta décadas bajo el agua. Con la superficie en descenso desde hace meses y sin freno por el momento, resurgen a la simple vista elementos que testimonian todo tipo de situaciones ocurridas en sus márgenes.

Algunos de esos objetos, cuentan con un importante valor histórico que dan cuenta del crecimiento de las localidades ribereñas.

Ocurrió en varios lugares de diferentes provincias que fueron afectadas por la disminución del causo del río Paraná. En Ramallo (Buenos Aires), dieron con un ancla de 1940 que pesa 15 toneladas, en San Pedro, quedó al desnudo un cabestrante que pudo haber sido de un barco usado en la Batalla de la Vuelta de Obligado, y en Corrientes, salió del fondo un barco a vapor hundido con unos 100 años de antigüedad.

En la superficie

El río disminuido o incluso, ausente en diferentes lugares, deja al descubierto parte de la vida pasada. Elonce TV fue testigo de un llamativo hallazgo que, en los últimos días, asomó en la superficie, cerca de la costa santafesina y precisamente, en las inmediaciones del túnel subfluvial interprovincial.
Una crónica del diario El Litoral publicada el 13 de enero de 1991 dio cuenta del hundimiento de un oratorio de la Virgen de Guadalupe, de unos cinco metros, cercano al punto donde 12 años más tarde el río se tragaría 100 metros de ruta, y la camioneta de la familia Zapata, de la que cinco integrantes, perderían la vida en dicho suceso.

La historia de la ermita

La historia cuenta que una noche de tormenta, una Virgen de Guadalupe en una ermita, fue encontrada tirada en la calzada del Túnel Subfluvial. Nunca se supo de dónde provenía y poco tiempo después, se decidió colocarla en el ingreso al viaducto.
Tras ser entronizada, la gran creciente del río Paraná, en enero de 1991, dio cuenta del hundimiento de un oratorio de la Virgen de Guadalupe. Se trataba de una estructura de unos cinco metros que no volvió a ser vista hasta principios de agosto, cuando un kayakista, llegó hasta el lugar junto a un amigo y envió las fotos a Elonce.

Vía de información: https://www.elonce.com/

Relacionados

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Populares

Fungicida casero con bicarbonato

Los hongos son uno de los problemas más habituales que pueden afectar tanto a plantas como a personas. Aunque hoy en día existen gran...

Cómo hacer un buen asado al horno

Aprende a preparar Asado al horno argentino con esta rica y fácil receta.  A la parrilla o al horno, un asado no se parece en nada a...

Limón con agua de aloe vera

El aloe vera y el limón tienen propiedades depurativas naturales que ayudan al organismo a eliminar los residuos y toxinas. Al ingerir limón y...

Vinagre, en la huerta y el jardín

Ya sabemos que es un herbicida 100% natural, pero hay más. Te dejamos 15 usos del vinagre para tu huerta y jardín. El nombre vinagre...