jueves, octubre 21, 2021

China desarrolla una actividad apícola muy particular

 Miles de colmenas de madera colgadas en las montañas kársticas de la reserva natural de Shennongjia, provincia de Hubei. Estas cajas de madera atraen muchas abejas que terminan haciendo de estos acantilados su hogar permanente, según los apicultores locales.

La Reserva Natural Shennongjia, ubicada en la provincia china de Hubei, se encuentra inmersa en un entorno de paisajes de montañas kársticas y bosques que podrían convertirla en el escenario perfecto de cualquier película de misterio. Desde el año 1990, forma parte del Programa sobre el Hombre y la Biosfera de la Unesco, cuyo objetivo apunta a establecer una base para la mejora de las relaciones entre las personas y su ambiente.

Sus 70.467 hectáreas sorprenden a todos los visitantes, pero particularmente una de sus áreas llama la atención con un tipo de actividad apícola muy particular. En la ladera de una de estas montañas, originadas por miles de años de erosión del agua en las piedras calizas, es posible observar a cientos de colmenas adheridas a la pared.

La gran muralla de colmenas de la reserva natural de Shennongjia, China. Foto: Xinhua/Landov/Barcroft Media

El paisaje es desconcertante, pero tiene un motivo: los apicultores buscan imitar el entorno natural de la reserva y atraer a las abejas silvestres. De esta forma, también las protegen a las cajas de madera llenas de miel de los Ursus thibetanus u osos negros asiáticos, una de las más raras especies que vive en Shennongjia, entre las que también se destacan el leopardo Neofelis nebulosa, conocido popularmente como “leopardo nublado” y el mono Rhinopithecus roxellana o “mono dorado”.

Los apicultores usan las colmenas como escalones. Foto: Xinhua/Landov/Barcroft Media

Además, la reserva es reconocida también por su amplia variedad de plantas medicinales y las abejas son parte clave de este ecosistema por resultar excelentes polinizadores, volviéndose claves a través del intercambio de polen para la reproducción de semillas y frutos, un proceso fundamental para la sostenibilidad de la vida sobre la tierra.

Pero tan sorprendente como este ecosistema, es el trabajo de los apicultores de este lugar, no apto para quienes sufran de vértigo. Los hombres a cargo de la cosecha de miel usan las colmenas como escalones y suben la ladera de la montaña hasta alcanzar a las que se encuentran en la parte más alta.

Cientos de colmenas cuelgan de un acantilado a 1200 metros sobre el nivel del mar en una montaña en la reserva natural de Shennongjia.

Cabe destacar que China es el mayor productor de miel a nivel mundial, pero, de acuerdo a estadísticas de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), Argentina lo sigue en el segundo lugar tanto como productor y exportador de miel. El principal mercado de la producción nacional es Estados Unidos. Las principales provincias productoras de Argentina son Buenos Aires y Entre Ríos.

Vía: https://www.elagrario.com/a

Relacionados

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Populares

Fungicida casero con bicarbonato

Los hongos son uno de los problemas más habituales que pueden afectar tanto a plantas como a personas. Aunque hoy en día existen gran...

Cómo hacer un buen asado al horno

Aprende a preparar Asado al horno argentino con esta rica y fácil receta.  A la parrilla o al horno, un asado no se parece en nada a...

Limón con agua de aloe vera

El aloe vera y el limón tienen propiedades depurativas naturales que ayudan al organismo a eliminar los residuos y toxinas. Al ingerir limón y...

Vinagre, en la huerta y el jardín

Ya sabemos que es un herbicida 100% natural, pero hay más. Te dejamos 15 usos del vinagre para tu huerta y jardín. El nombre vinagre...