Clima

Clima desfavorable para la campaña gruesa de Argentina

Las temperaturas más cálidas irrumpen por pocos días pero no logran tomar el control de septiembre. Algunas lluvias y tormentas aisladas han dejado acumulados moderados sobre parte de Córdoba, Santa Fe y norte de Buenos Aires. 

En Entre Ríos y el litoral, las lluvias sí mantienen una buena provisión de agua. 

En el sur de la región pampeana, la sequía se despliega con un contundente avance en el sur de la región pampeana, en un momento clave para el trigo y para la siembra maicera,

Con este escenario climático, el doctor en Ciencias Atmosféticas, José Luis Aiello, especialista de la Bolsa de Comercio de Rosario, explicó que no se prevé un cambio significativo de la dinámica atmosférica en las próximas dos semanas. 

“El cambio estacional no se dará en forma contundente. Hay que seguir los flujos de humedad del Atlántico, que podrían colaborar en que lleguen las lluvias a fin de setiembre”.

Sobre el desarrollo de la campaña gruesa, Aiello consideró que “no es el mejor escenario, pero tampoco el peor. Sin Niño, pero tampoco Niña, Argentina podría tener un aliado en los pronósticos del Océano Atlántico: si se afirma la tendencia de calentamiento, esta puede ser una fuente de humedad adicional para Argentina”.

Pero también advierte que a medida que avance la temporada, y cuando la componente amazónica de humedad comienza a complementar la entrada de aire húmedo desde el Atlántico, puede expresarse el efecto de la quema de los bosques y pastizales de Bolivia y Brasil. “El flujo húmedo amazónico es vital para el noroeste argentino. Es muy difícil evaluar el impacto que esta enorme deforestación puede tener sobre ese flujo de humedad”.

Lluvias demoradas

Aiello explicó que las lluvias de la primavera vienen retrasadas porque “hay un componente fundamental: el frío. Las bajas temperaturas están condicionando las lluvias. En los primeros 10 días de septiembre hubo una intensa irrupción de aire polar. El avance de aire más seco incluso llegó hasta el norte del país”.

“No se espera -agregó- un cambio significativo de la dinámica en las próximas dos semanas. El cambio estacional no se dará en forma contundente. Hay que seguir los flujos de humedad del Atlántico, porque podrían colaborar en que lleguen las lluvias a fin de setiembre”.

Vía: Agrolatam

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *