¿Cómo conservar el choclo por más tiempo?

En esta nota te mostramos como conservar los choclos o elotes durante muchos meses y poderlos disfrutar todo el año.

Considerado el cereal de mayor producción a nivel mundial, superando incluso al trigo y al arroz, el maíz o choclo es un alimento de alto valor nutricional.

El choclo o maíz fue uno de los alimentos principales del hombre andino en tiempos prehispánicos, el cual fue tan importante como la quinua, la papa y otros más.

A través de los siglos se convirtió uno de los alimentos venerados en los Andes. El maíz blanco o choclo de Urubamba es uno de los más exportados por el país y es apreciado por su gran tamaño del grano, color, suavidad y uniformidad. Es uno de los productos de mayor producción en el mundo.

En la actualidad es utilizado en la mayoría de platos típicos del Perú y otras regiones de América del Sur. En especial en las comunidades de la sierra. Además en la mayoría de las regiones andinas es considerado parte primordial de su alimentación.

Los choclos los podemos conservar por mas tiempo si los ponemos al frío. En la heladera tenemos que guardarlos dentro de su chala o envueltos en papel de aluminio.

También te puede interesar: ¿Cómo conservar frutas y verduras para que duren más?

Si queremos conservar los choclos en el freezer, pueden guardarse enteros, sin chalas ni barbas, o desgranados, en ambos casos deben estar apenas blanqueados por un hervor de agua de unos dos minutos, dejándolos enfriar antes de freezarlos.

Cómo Conservar el Choclo para Disfrutarlo Todo el Año

Para conservar los choclos o elotes durante muchos meses y poderlos disfrutar todo el año solo los debemos congelar o frizar, para esto debemos guardar las mazorcas limpias o solamente los granos en bolsas con cierre hermético. No sabias que el chiclo se podía congelar? Ahora lo sabes! simplemente sigue estos pasos que te contamos ahora:

Un buen método de conserva es congelar el choclo, aprovechando el freezer, para guardar las mazorcas peladas y limpias, o bien los granos por separado. Retira las chalas u hojas y las posibles suciedades, lava los elotes y déjalos escurrir, hasta que se hayan secado un poco. Puedes guardarlos en crudo o ya cocidos. Si prefieres, aprovecha para usar la vaporiera (cocción mediante vapor) que mantendrá los granos bien hidratados. En cualquier caso, déjalos enfriar, secar, y colócalos luego en bolsas de cierre hermético, para conservar choclos en el congelador durante todo el año.

Otra nota muy interesante: Cómo conservar los alimentos y cómo ordenarlos en la heladera

También puedes guardar únicamente los granos del maíz. Una vez más, cocina los elotes (de preferencia al vapor) o déjalos crudos. Coloca la mazorca en forma vertical sobre una tabla o superficie de corte, y desliza un cuchillo bien afilado por la base de los granos, permitiendo que se desprendan sin romperse. Recolecta el maíz sobre un lienzo o paño limpio para secarlos un poco (o, al menos, eliminar el exceso de humedad) y coloca dentro de una bolsa para freezer de cierre hermético. Con ello, podrás utilizar granos de choclo congelados durante todo el año, y en la cantidad justa, sin desperdiciar. Recuerda poner los granos fríos y algo secos, para evitar que se peguen entre sí.

Otra opción es congelar el choclo o el maíz ya cocido, en tartas o pasteles, y también en preparados cremosos como la tradicional humita. Simplemente cocina el platillo, déjalo enfriar completamente, sepáralo en porciones y colócalo dentro de contenedores herméticos (plásticos, bolsas u otros), y llévalo al congelador, para disfrutarlo durante todo el año.

El choclo: propiedades y consejos

Los choclos o elotes son uno de los vegetales más sabrosos y versátiles en las cocinas del mundo entero. Permiten la elaboración de platos de lo más variados: cremas, salsas, ensaladas, tartas y mucho más. También, se trata de un vegetal que permite una amplia variedad de métodos de cocción, incluyendo hervor, vapor, parrilla, horno y aún más.

El choclo o el maíz, en su estación de recolección, es mucho más sabroso, más dulce, y mucho más jugoso. Es el momento adecuado para adquirirlo a bajo precio, preservándolo mediante distintos métodos para disfrutarlo a lo largo del año.

Cómo saber si un choclo es tierno

  • Si queremos disfrutar del pleno sabor del choclo es conveniente comprarlo fresco y envuelto en sus chalas.
  • Las chalas deben ser verde claro, frescas, sin manchas y con las barbas frescas y brillantes.
  • Los granos deben ser de tamaño y forma pareja, de un color que va del blanco marfil al amarillo anaranjado.
  • Si apretamos los granos con la uña., deben despedir un líquido lechoso.