Anuncio
domingo, junio 20, 2021
InicioHorticultura¿Cómo hacer pesticida con tabaco?

¿Cómo hacer pesticida con tabaco?

Anuncio

Para ahuyentar pulgones, controlar hongos, para combatir plagas como enfermedades de la huerta y el jardín. Infusión de Tabaco:

La utilización de preparados caseros en las que se utilizan plantas o partes de ellas. A estos preparados se los denomina remedios ecológicos, debido a que no dañan al medio ambiente por ser naturales y reemplazan a los peligrosos pesticidas. Otra herramienta incluye plantar especies que por su olor alteran el comportamiento normal de ciertas plagas, como también así alimentar el suelo con productos orgánicos, entre estos el compost, abonos de lombriz, harina de huesos, resaca de los ríos, etc.

Las plagas pueden hacer mucho daño a las plantas. Para evitarlo, a veces no queda otra que hacerse con un plaguicida, pero los que se venden en los viveros pueden perjudicar a nuestra economía, de modo que, ¿por qué no utilizar uno que ya tengamos en casa?

¿Qué necesito?

Elegir pesticidas ecológicos es siempre la mejor solución, ya que no perjudican al medio ambiente. Aún y así, si hay alguien de la familia que esté tratando de dejar de fumar, se les puede ayudar dándoles un nuevo uso a los cigarros, un uso que sí que puede ayudar mucho a las plantas a mantenerse libres de plagas. ¿Cómo se hace? Muy fácil.

Lo primero que hay que hacer es preparar lo que se va a necesitar, que en este caso es 10 cigarros nuevos (o 20 gramos de tabaco de liar), 1 litro de agua, alcohol sanitario, dos recipientes de plástico, un colador fino y un pulverizador. ¿Lo tienes? Vamos al paso a paso.

Para hacer el pesticida hay que seguir estos pasos:

  1. Primero se extrae el tabaco, desechando el papel y el filtro, y de introduce en un recipiente pequeño con tapa.
  2. Después, se añade el alcohol sanitario, lo justo para que quede cubierto por completo, y se cierra el recipiente.
  3. Luego, se coloca en una zona donde no llegue la luz y se deja reposar unas 24 horas.
  4. A continuación, se vierte el contenido del tarro a través del colador en un nuevo recipiente para poder quedarnos únicamente con el líquido.
  5. Finalmente, se llena el pulverizador con un litro de agua y se le vierte el líquido extraído del tabaco.

Usándolo tres veces por semana, podremos evitar y controlar las plagas más comunes que afectan a las plantas, como la araña roja o el pulgón.

Vía: https://www.jardineriaon.com/

- Advertisement -spot_img
Anuncio

Para leer

Anuncio

3 Comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Relacionados