viernes, julio 30, 2021
ANUNCIO

Consumo lácteo mirando al 2030

La diversidad de productos lácteos varía considerablemente de región a región y entre países de la misma región, según los hábitos alimentarios, las tecnologías disponibles.

Las «leches fluidas» (tradicionalmente denominadas «leche consumo»), que se ofrecen en forma líquida al consumidor y que incluyen las pasteurizadas, esterilizadas y chocolatadas.
los «productos lácteos» también conocida como «leche industria», en cuyo caso la leche sufre un mayor proceso de transformación.

Perspectivas para el 2030

En Europa, especialmente en Italia, el aumento de la esperanza de vida y el descenso de la tasa de natalidad han provocado un aumento de la población anciana. El envejecimiento se acompaña de cambios fisiológicos y de comportamiento, que también se reflejan en los tipos y formas de consumo de alimentos.

Un estudio del Instituto Noruego de Investigación Alimentaria Nofima intenta predecir cómo comerán y beberán las personas mayores independientes en 2030. Esto es coherente con el plan de investigación de la Comisión Europea sobre el desarrollo de sistemas alimentarios en un futuro próximo.

La investigación noruega muestra que en términos de apariencia, sabor y sabor de la comida, las personas mayores preferirán las dietas tradicionales que viven en sus familias, a pesar de que las referencias a las tradiciones se transmiten de generación en generación.

 Sin embargo, los mayores del 2030 darán mayor importancia a cómo se producen los alimentos, de dónde vienen y qué ingredientes contienen. El consumo de productos a base de plantas será mayor que el de los ancianos de hoy. El almuerzo seguirá siendo la comida principal, también como una ocasión de convivencia para el encuentro, incluso virtual, a través de intercambios sociales remotos posibilitados por un mayor uso de plataformas digitales. Las compras en el punto de venta seguirán siendo el canal de suministro de alimentos preferido, aunque sin desdeñar la entrega a domicilio de comidas preparadas, mientras que las compras en línea seguirán expandiéndose.

Productos buenos, seguros y justos, para el hombre y para el planeta

El tema de la sostenibilidad cobrará entonces cada vez más relevancia en la elección de los alimentos: no desde un punto de vista económico debido a la escasez de recursos como era el caso de generaciones anteriores de ancianos, sino desde el de la protección del medio ambiente y las relaciones sociales. En 2030, habrá una mayor conciencia de que el producto adquirido debe ser bueno, seguro y justo tanto para la persona como para el planeta, lo que también incluye un mejor uso de los alimentos para evitar el desperdicio. En esto, la tecnología ayudará cada vez más, por ejemplo, con refrigeradores inteligentes capaces de anunciar la próxima fecha de consumo de los productos.

Se trata de evoluciones nuevas y complejas, que la investigación y la innovación de productos, junto con el marketing, deberán seguir con creciente atención.

Información complementaria:

Vía: https://bcrnews.com.ar/

Relacionados

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Populares

Fungicida casero con bicarbonato

Los hongos son uno de los problemas más habituales que pueden afectar tanto a plantas como a personas. Aunque hoy en día existen gran...

Cómo hacer un buen asado al horno

Aprende a preparar Asado al horno argentino con esta rica y fácil receta.  A la parrilla o al horno, un asado no se parece en nada a...

Limón con agua de aloe vera

El aloe vera y el limón tienen propiedades depurativas naturales que ayudan al organismo a eliminar los residuos y toxinas. Al ingerir limón y...

Vinagre, en la huerta y el jardín

Ya sabemos que es un herbicida 100% natural, pero hay más. Te dejamos 15 usos del vinagre para tu huerta y jardín. El nombre vinagre...