Anuncio
jueves, abril 22, 2021
InicioCrisis hídricaContinuará la bajante del Paraná y preocupa el impacto en las exportaciones

Continuará la bajante del Paraná y preocupa el impacto en las exportaciones

Anuncio

Otro impacto, sería una posible ralentización del programa de embarques de maíz en abril y mayo, lo cual podría generar problemas de saturación en la capacidad de almacenaje del grano dentro de los puertos.

La actual bajante del río Paraná se destaca como la peor en 30 años. Ya perforó el metro de altura y es de tal magnitud que está afectando a nivel comercial, sanitario, recreativo y también en aspectos medioambientales. La falta de lluvias aguas arriba, genera dificultades en el transporte y logística de mercaderías, pero también afecta la fauna ictícola que está en riesgo y las cooperativas de pescadores que además de sufrir los estragos de la pandemia, quedan impedidos de pescar.

Según pronósticos, se espera que continúe acentuándose en el próximo mes. El nivel del río a la altura de los puertos rosarinos provoca que barcos de gran calado, deban cargar, de un 10% a un 12% menos del volumen máximo que podrían transportar. La Bolsa de Comercio de Rosario (BCR) explicó en su análisis que por esta situación, «se resiente la carga máxima de los buques, exigiendo extremo cuidado en el practicaje para evitar varaduras».

La cancillería argentina acelera la mediación con Brasil y Paraguay con el objetivo de atenuar la crisis mediante la regulación del flujo de agua de las represas de la misma cuenca, y una comisión de técnicos se reunirá para analizar la situación en general y el monitoreo de la represa hidroeléctrica Itaipú, en virtud del tratado tripartito, y su relación con la bajante del Paraná.

La tendencia, que es el descenso para los próximos días, fue ratificada en el pronóstico realizado por el Instituto Nacional del Agua (INA), que depende del Ministerio de Obras Públicas. Según las mediciones relevadas, «desde Timbúes a San Lorenzo, el calado de despacho, que es cuánto pueden cargar los barcos, está en 9,32 metros (30’06» pies) y en Rosario está a 9,45 (31’06» pies)».

Por ejemplo, en un buque Panamax, con una capacidad de carga en torno a los 60.000 a 65.000 toneladas, perder 3 pies de profundidad implica dejar de cargar entre 6.000 y 7.500 toneladas por buque. Se suma también la posibilidad de varaduras, las demoras de entre 10 y 15 días en la llegada de las barcazas provenientes de Paraguay con soja y posibles demoras en la carga de aceite de la oleaginosa, y retrasos también en el ritmo de exportación de harina de soja.

En Chaco, el río Paraná en el Puerto de Barranqueras marcó este jueves 1,30 metros, de acuerdo el informe suministrado por la oficina de Prefectura Naval Argentina, en una bajante que tiene una duración de más de siete meses.

Fuentes: Bolsa de Comercio de Rosario / Télam.

Vía: elagrario

- Advertisement -spot_img
Anuncio

Para leer

Anuncio

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Relacionados

- Advertisement -