Anuncio
lunes, mayo 10, 2021
InicioAgriculturaCovid-19: Los desafíos de la campaña maicera 2019/2020

Covid-19: Los desafíos de la campaña maicera 2019/2020

Anuncio

Durante el Congreso Maizar 4.0, que se llevó a cabo de forma digital, Emilce Terré, Jefa de Informaciones y Estudios Económicos de la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR) planteó los desafíos logísticos de la campaña maicera 2019/2020.

Uno de los principales cisnes negros que trajo el 2020 fue la pandemia de COVID-19. Desde el 20 de marzo, cuando se decretó el aislamiento social, preventivo y obligatorio, algunas provincias fueron flexibilizando sus medidas, pero sin duda la situación sigue teniendo un gran impacto en el mercado, y es probable que este impacto se siga sintiendo en los próximos meses”, comenzó Terré.

Como consecuencia de esto, los precios del maíz se han visto afectados: “Está por debajo de los precios de los últimos años. Hay que ir hasta 2015 para ver valores más bajos”, remarcó la licenciada en economía. “En términos relativos, desde el 1 de enero, el precio Cámara Rosario, expresado en dólares, tuvo una caída del 10%, un poco menos de lo que cayó el maíz en Chicago (15%)”, agregó.

Esta caída está muy atada a lo que fue una menor demanda de energía, “principalmente de petróleo y de todas las fuertes de bioenergía, porque al frenar el flujo de mercaderías y de personas, se demandó una menor cantidad de este tipo de bienes y se reflejó en la demanda de maíz para etanol”, explicó, y destacó: “Esta caída fue una de los primeros efectos que se sintieron en el mercado maicero”, marcando un pico en el mes de abril.

“A partir de ahí la recuperación ha sido notable, todavía no llegamos a los niveles anteriores a que comenzase esta pandemia, pero si vemos una recuperación bastante interesante en las últimas semanas que permitió revivir cierto optimismo para los meses venideros”.

Sin embargo, estas cifras difieren de lo sucedido en Estados Unidos (EEUU), ya que hay una gran diferencia en cuando al tipo de demanda que el cereal tiene en cada país. “En EEUU, casi el 40% de la demanda total de cada año se la lleva la producción de etanol. En Argentina, en cambio, esta producción demanda el 3% del maíz, y si bien es una demanda muy interesante, en términos relativos no es tan grande como el resto de las fuentes de consumo, como el forraje o las exportaciones”, analizó la jefa de Informaciones.

Como consecuencia de la caída del precio, el maíz se volvió más atractivo, en relación a otro tipo de cultivo, para otras industrias. “Esto permitió una cierta reactivación de la demanda en lo que hace a otras fuentes alternativas de uso”, aclaró Terré.

Por otro lado, la economista hizo hincapié en que, esta campaña, “se espera que la demanda mundial sea mayor a la producción. Por eso, es el tercer año consecutivo que los stocks globales se estuvieron ajustando a la baja y esto genero un soporte para los precios de maíz”.

En relación a las exportaciones mundiales del cereal en cuestión, “si bien el líder absoluto era EEUU, últimamente Sudamérica disputa ese lugar representando, en conjunto, Brasil y Argentina el grueso de las exportaciones mundiales”.

Según las proyecciones del USDA, en la campaña actual, Brasil tendría un market share del 21%, al igual que Argentina. Mientras tanto, EEUU caería de 30% a 27%. “Para la próxima campaña se espera una recuperación del market share de EEUU, principalmente gracias a esta fuerte producción que tendría Norteamérica hacia fines de año. Por su parte, el de Argentina podría caer levemente, a 19%, mientras que el de Brasil se sostendría igual, al 21%”.

“Si nos basamos en lo que fueron las exportaciones argentinas de maíz en la campaña actual, podemos ver que casi todos los meses los embarques estuvieron por encima de los realizados en el mismo mes de años anteriores”, explicó, y destacó: “En mayo, el nivel fue muy similar al del año pasado, con 4,1 millones de toneladas en 2019 contra 4 M/ton de este año. Sin embargo, en junio se espera una fuerte recuperación, podríamos estar por exportar unos 4,5 millones de toneladas en el mes”. De esta manera, el acumulado de lo que va en la campaña ya sumaría unos 16,2 millones de toneladas, por encima de lo que fue la exportación del año pasado, récord histórico en Argentina.

En este marco, consideró que el principal golpe logístico para la comercialización de granos estuvo dado, durante los últimos días de marzo, en lo que fue el ingreso del cereal a los puertos del Gran Rosario. “El otro gran golpe fue la bajante del Río Paraná. Estamos hablando de la bajante más severa de los últimos 50 años”, recalcó Terreé, que llevó a una distribución de la mercadería entre otros puertos de salida.

“Si tenemos en cuenta la producción de maíz de la campaña actual y a eso le restamos lo que ya compró la exportación, lo que ya compró la industria y lo que planeamos que se va a usar para forraje y semilla, podríamos tener hoy en Argentina disponibles 11 millones de toneladas de maíz. Esta cifra se ubica por debajo de los 17 del año pasado para este promedio y de los 12 promedio de los 5 años anteriores”, comentó la jefa de Informaciones.

“Esto es muy importante porque hace 5 años no producíamos la cantidad que producimos hoy, por lo que nos habla de una rápida comercialización del maíz y un stock relativamente más ajustado para lo que resta de la campaña”, finalizó Emilce Terré.

Vía: bcrnews.

- Advertisement -spot_img
Anuncio

Para leer

Anuncio

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Relacionados

- Advertisement -