viernes, octubre 15, 2021

¿De qué intensidad será el nuevo evento La Niña?

La clave de la Niña es una temporada de escasez hídrica, que dependiendo de la severidad, duración y momento en el que se produce termina por afectar con mayor o menor contundencia.

Según últimos reportes, aumentó la probabilidad de una nueva “Niña” (de un 70%) a un 80% a partir de octubre 2021”, dice el consultor Alfredo Elorriaga. Junto con el Dr. Aiello analizan la contracara: la compensación de lluvias que también se mencionaba por aquel entonces. “Los mecanismos regionales de la mano de la anomalía positiva que se mantiene con la temperatura superficial del Atlántico han actuado muy efectivamente. 

La dinámica pluvial desde el inicio de septiembre es una muestra de esta influencia positiva”, afirma Aiello.  Las lluvias de los primeros 10 días de setiembre han dejado acumulados que llegan a triplicar los valores estadísticos de ese período.

«Este nivel de alerta corresponde a la presencia de condiciones favorables para la aparición de La Niña en los próximos 6 meses«, citan desde ORA y explican que se favorece una transición de ENSO-neutral a La Niña en los próximos meses, con un 70-80% de probabilidad de La Niña durante el verano 2021-22.

Las anomalías negativas de la temperatura del mar subsuperficial en la zona de El Niño (entre 180°W y 100°W) se mantuvieron estables en agosto, reflejando temperaturas por debajo del promedio que se extendieron desde la superficie hasta aproximadamente 250 m de profundidad en el Océano Pacífico oriental.

Considerando esto y otras variables atmosféricas relacionadas con el fenómeno ENSO, como las anomalías del viento en los niveles bajos y en los niveles superiores, la convección tropical, etc., el sistema océano-atmósfera reflejó un estado ENSO-neutral, pero se está acercando a La Niña.

Los pronósticos del último mes favorecieron a La Niña en el límite o débil durante la primavera y el verano de 2021-22. El consenso de los pronosticadores de este mes, sin embargo, favorece las últimas predicciones del NCEP CFSv2 y el conjunto de modelos múltiples de América del Norte, que sugieren mayores posibilidades de aparición de La Niña.

En cuanto a la fuerza, el escenario más probable es un La Niña débil, con anomalía de temperatura entre -0.5°C y -0.9°C, aunque hay una probabilidad de aproximadamente 1 en 3 de que sea más fuerte. Además de las predicciones del modelo climático, los indicadores físicos de un evento La Niña fuerte (-1.5°C) no se hallan presentes, por lo que hay menos del 10% de posibilidades de que eso suceda.

Un pronóstico probabilístico de intensidad se muestra en el cuadro siguiente de ORA, donde se puede ver que la mayor probabilidad se halla en valores levemente negativos. La próxima discusión de diagnóstico de ENSO está programada para el 14 de octubre de 2021.

La Niña en Argentina

La Bolsa de Comercio de Rosario (BCR) repasó el viernes que la NOAA por tercera vez consecutiva aumentó la probabilidad de una nueva “Niña” a un contundente 80%: “Por el momento las lluvias siguen sosteniendo la evolución de los cultivos pero será fundamental el rumbo que tomen el enfriamiento de Pacífico y las dinámicas regionales”, comentó José Luis Aiello, Dr. en Cs. Atmosféricas. 

“Hace tres meses, a contramano de las opiniones generalizadas, anticipábamos la posible reaparición en primavera de un nuevo evento Niña. Hoy es realidad: en su último informe la NOAA (organismo que monitorea el comportamiento del océano Pacifico) por tercera vez consecutiva aumentó la probabilidad de una nueva “Niña” (de un 70%) a un 80% a partir de octubre 2021”, dice el consultor Alfredo Elorriaga. Junto con el Dr. Aiello analizan la contracara: la compensación de lluvias que también se mencionaba por aquel entonces.

“Los mecanismos regionales de la mano de la anomalía positiva que se mantiene con la temperatura superficial del Atlántico han actuado muy efectivamente. La dinámica pluvial desde el inicio de septiembre es una muestra de esta influencia positiva”, afirma Aiello. 

Las lluvias de los primeros 10 días de setiembre han dejado acumulados que llegan a triplicar los valores estadísticos de ese período. El Atlántico vuelve a ser el gran aliado de las provincias que están en el este del país. Pero Aiello advierte: “Puede haber un grave problema en el norte y oeste del país. El NOA, Córdoba y la franja oeste de Santa Fe muestran condiciones hídricas de escasez a sequía. Y hay otra variable que podría volverse muy importante en los próximos meses: la actual sequía que afecta al sur de Brasil y la intensa deforestación ocurrida en el Amazonia hace unos años pueden alterar los flujos de humedad que ingresan a la región pampeana durante la campaña gruesa”.

Vía: https://news.agrofy.com.ar/

Relacionados

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Populares

Fungicida casero con bicarbonato

Los hongos son uno de los problemas más habituales que pueden afectar tanto a plantas como a personas. Aunque hoy en día existen gran...

Cómo hacer un buen asado al horno

Aprende a preparar Asado al horno argentino con esta rica y fácil receta.  A la parrilla o al horno, un asado no se parece en nada a...

Limón con agua de aloe vera

El aloe vera y el limón tienen propiedades depurativas naturales que ayudan al organismo a eliminar los residuos y toxinas. Al ingerir limón y...

Vinagre, en la huerta y el jardín

Ya sabemos que es un herbicida 100% natural, pero hay más. Te dejamos 15 usos del vinagre para tu huerta y jardín. El nombre vinagre...