Anuncio
lunes, junio 21, 2021
InicioComercio ExteriorDetectaron problemas de etiquetado en el envío de carne a los Estados...

Detectaron problemas de etiquetado en el envío de carne a los Estados Unidos

Anuncio

Unos 17 años le tomó a la Argentina volver a poder exportar carne vacuna a los Estados Unidos, donde finalmente se logró habilitar un cupo de 20.000 toneladas. Los primeros embarques, que se concretaron en marzo pasado, costaron sangre, sudor y lágrimas.

En este contexto, a principios de esta semana se produjo un incidente que despertó las luces de alerta entre los frigoríficos exportadores y el propio Senasa (Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria).

El incidente se produjo cuando funcionarios del USDA (Departamento de Agricultura de los Estados Unidos) que intervienen en el control de esas importaciones de carne “manifestaron su preocupación no solo por la falta de etiquetado en 43 cajas del frigorífico argentino Carnes Pampeanas-Cresud sino por el mal estado del mismo en el resto del cargamento (87 cajas adicionales)”. En la jerga esas etiquetas se denominan ‘shipping mark’.

Bichos de Campo pudo confirmar estas objeciones al etiquetado de ese lote de carne de dos fuentes del sector frigorífico exportador. El episodio parece irrelevante, pues no hubo objeciones ni a la calidad ni a la sanidad de la carne enviada por la Argentina sino a su etiquetado. Pero la Argentina está bajo la lupa en EE.UU. y cualquier motivo podría ser utilizado para dejarla nuevamente fuera de ese mercado.

Un informe sobre este caso indicó que el funcionario del USDA que cuestionó el cargamento del frigorífico pampeana reveló que el problema no es solo de esa planta sino de casi todas. El agente estatal dijo que “en su experiencia solo la Argentina presenta un etiquetado de tan baja calidad, mencionando seguidamente que, por ejemplo Uruguay no presenta el mismo problema”.

“Se debe mejorar la calidad del rótulo (que se despega con facilidad dada la mala calidad del pegamento/etiqueta y de la baja temperatura a la cual se transporta el producto, y que en muchos casos es borrosa)”, objetó un informe que circuló en el Senaas y la industria exportadora.

Los frigoríficos argentinos deberían además trabajar en otro tema: “La ubicación de la etiqueta debe ser uniforme, pudiéndose comprobar que en la mayoría de las cajas estaban ubicadas irregularmente, torcidas y/o directamente al revés” en el caso del lote de carne impugnado.

Desde el USDA dijeron que, por lo general, “esa falta de recaudos técnicos se debe a la carencia de un control adecuado previo al embarque de la mercadería”.

Y avisaron: “Las regulaciones administrativas locales deben ser cumplidas estrictamente y a futuro si no se respetan esas normas se procedería a rechazar el cargamento completo, lo que le resultaba penoso, ya que las pruebas de laboratorio habían comprobado que se trataba de un producto de excelente calidad”.

Vía: Bichosdecampo

- Advertisement -spot_img
Anuncio

Para leer

Anuncio

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Relacionados