Actualidad Agronegocios Economía

Dudas por la intevención del gobierno en los precios

Un sector del campo teme que éste intervenga en los precios de las producciones, en vista del agravamiento de la problemática económica.

Desde que los precios de la carne se sacudieron a partir de la llegada del coronavirus a la Argentina, diversas opiniones en torno a los aumentos y bajas en los valores gestaron una interna dentro del sector y nuevamente desencuentra al campo y el Gobierno Nacional.

Pese a que muchos referentes del campo expresaron buena voluntad e  intención de trabajo articulado con el Gobierno Nacional.

Así lo confirmó el consultor ganadero Victor Tonelli en la pantalla del Canal Rural: “Hay algunos representantes del sector y funcionarios afines a sectores del gobierno que están tratando de generar una opinión publica “negativa” que le permita tomar medidas para (…) aprovechar esta circunstancia y sacar una tajada”.

Tonelli se refiere a un “grupo de poder que impulsa la intervención del mercado para que sea manejado por el Gobierno“. Según el consultor, eso traería consecuencias que perjudican la transparencia y “generaría perdidas en la referencia de precios y la competitividad”.

Recordó, a su vez, que el año pasado había emergido un grupo que “quería tumbar la mesa de las carnes y crear un foro de las carnes porque fundamentaban que la mesa de las carnes era macrista”. Reabrir esa grieta, para Tonelli, “podría llevarnos de nuevo lo que vivimos hace 14 años y bastante menos también”.

Los aumentos se dieron “por decisión de los productores en primer lugar y luego por complicaciones logísticas.

En cuanto a las variaciones de precios que sufrieron recientemente las carnes Tonelli afirmó que los aumentos se dieron “por decisión de los productores en primer lugar y luego por complicaciones logísticas que fueron exacerbadas por un incremento en la demanda por el abastecimiento”, en alusión al paro agropecuario que fue seguido por el decreto del aislamiento social obligatorio.

Actualmente, para el consultor “estamos con una demanda normal y abastecimiento normal”, aunque destacó que los problemas con el cuero también ponen un peso en las complicaciones que atraviesa el sector.

Según Tonelli, “la caída del valor del cuero y la caída en la demanda de menudencia afectó el recupero y el valor que pretenden que paguen los usuarios se ha incrementado 3 o 4 pesos. Se trata de una situación que no tiene que ver con los ganaderos ni de los eslabones de producción sino de hechos anormales apoyados por al intencionalidad de parte de la curtiembre”.

El costo que implica que la falta de estabilidad de las curtiembres, según el consultor, recae en el matarife o en la propia industria y de trasladarse en los precios provacaría un “aumento de 3 o 4 pesos”

Y, si bien el foco estuvo puesto en las curtiembres, la menudencia también es un factor que perjudicaría a la cadena de las carnes de manera estructural. Tonelli aseguró que gran parte de las menudencias son para exportación, y el consumo interno de éstas es prácticamente en su totalidad extrahogareño en restaurantes y hoteles.

La realidad en cuanto a las menudencias sería diferente, según el consultor, si “tuviesemos habilitado el mercado chino para exportarlas”, sin embargo, las menudencias entran junto con los cortes de alto valor entre “las primeras víctimas del coronavirus”, dado que dependen de los mercados externos.

Vía: elagrario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *