Ganadería

EEUU modificará genéticamente a vacas para soportar olas de calor

De cara al calentamiento global, EEUU busca modificar genéticamente a vacas para que puedan soportar temperaturas extremas sin alterar la calidad de su carne.

El cambio climático en las próximas décadas pondría en riesgo la producción ganadera. Por eso es que la Universidad de Florida buscará la forma de modificar a las vacas genéticamente para que sean más resistentes al cambio climático y por ende a la ola de calor.

Con una subvención federal de 630.000 euros para la universidad, el equipo de investigadores buscarán desarrollar una raza de vaca resistente a las altas temperaturas sin modificar la calidad de su carne a pesar de las condiciones exigentes en las que puedan encontrarse. Hay dos salidas para enfrentar estos cambios: concientizar a la población y luchar contra ella y la segunda es adelantarse al futuro y lograr adaptarse.

Un dato no menor es que más de la mitad del ganado se encuentran en ambientes cálidos y húmedos. En los Estados Unidos, el 40% de las vacas viven en esas condiciones, según los datos ofrecidos por la universidad, quienes buscarán analizar cual de las razas soporta más el calor, concretamente la raza Brangus (una mezcla de Angus y Brahman).

Como primer paso, se estudiará de qué manera soportan climas cálidos regulando y controlando su temperatura corporal, para lograrlo deberán realizar un mapa genético mediante la tecnología CRISPR pudiendo analizar e identificar variables genéticas. Esta tecnología sirve para editar y corregir el genoma de cualquier célula. Es decir, permite cambiar la secuencia del ADN.

Esta “técnica mágica” anteriormente citada, en su momento ayudó a crear vacas resistentes a enfermedades como por ejemplo la tuberculosis y ahora  busca conocer a fondo la tolerancia térmica de la vaca Brangus permitiendo modificar genomas de otras razas.

Uno de los investigadores del proyecto cuenta que el estrés generado por las temperaturas extremas “limita la producción de proteínas animales y afecta negativamente a su salud y su bienestar”, lo que genera una problemática en el crecimiento de la productividad. En las próximas décadas, éste problema se intensificará dramáticamente.

 

Fuente tecnoxplora

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *