Agricultura

El área triguera entrerriana cuenta con una condición de buena a muy buena en su 91 %

La Bolsa de Cereales de Entre Ríos informó que la superficie con trigo se posicionaría levemente inferior a las 400.000 hectáreas (ha). El estado fenológico del cultivo se ubica desde espiga embuchada a floración.

En Entre Ríos, el 91 % del área posee una condición de buena a muy buena, no obstante se registró un disminución del 4 % en estas categorías en las últimas tres semanas. La condición general del cultivo a nivel provincial es en un 41 % Muy buena (expectativa de rendimiento superior al promedio de los últimos cinco años); en un 50 % Buena (expectativa de rendimiento similar al promedio de los últimos cinco años); y un 9 % Regular (expectativa de rendimiento inferior al promedio de los últimos cinco años).

En la gran mayoría de los casos, los colaboradores del SIBER reportan que los rendimientos serán inferiores a lo registrado en el ciclo 2018/19 (es importante destacar que el ciclo 2018/19 fue el segundo mejor promedio de los últimos 19 años). Los principales factores adversos se asocian a:

Fuerte presencia de enfermedades fúngicas, fundamentalmente en variedades susceptibles, que han recibido ya dos tratamientos con fungicidas.

– Baja cantidad de plantas por hectárea

– Plantas de pequeño porte

Reservas hídricas escasas (fundamentalmente en sectores de los departamentos Paraná, Diamante, Victoria y Nogoyá).

Por otro lado, indica que el lino implantado en la provincia presenta este ciclo una disminución en la superficie del 20 % respecto al año pasado, esto indica que se encuentran implantadas alrededor de unas 5.500 hectáreas de la oleaginosa.

El estado fenológico va desde la floración a formación de las primeras cápsulas. La condición del cultivo en la provincia es: Muy buena en un 12 %; Buena en un 82 %; y Regular en un 6 %. En referencia al estado sanitario del cultivo, se ha realizado el control en algunos lotes para la oruga bolillera.

El estado fenológico de la colza abarca desde fin de floración a fin de llenado de granos, la condición general del cultivo es buena.

En cuanto al cultivo de lino, el SIBER señala que la cosecha iniciaría los primeros días de noviembre. En relación a las expectativas de rendimiento, los colaboradores poseen dudas para efectuar las estimaciones, ya que las heladas de septiembre afectaron a la oleaginosa y actualmente es difícil poder cuantificarlo con precisión.

Vía: Campoenacción

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *