Anuncio
sábado, febrero 27, 2021
Inicio Agroindustria El campo con más trámites burocráticos

El campo con más trámites burocráticos

Anuncio
El Registro Fiscal de Tierras Rurales Explotadas le trajo al campo otro dolor de cabeza, sumado a las grandes inversiones y la apuesta económica que un productor agropecuario realiza.

Con la puesta en marcha del Registro Fiscal de Tierras Rurales Explotadas los productores rurales no sólo hacen una gran inversión para comenzar a producir, haciéndole frente a los problemas climáticos y económicos, sino que ahora se le suman más trámites burocráticos de parte del Estado.

Algunos como el nuevo Registro Único de Operadores de la Cadena Agroindustrial (RUCA) son un claro ejemplo de la cantidad de trámites, papelerías, idas y vueltas que el productor debe padecer a la hora de registrarse. Es innumerable la suma de registro y regímenes de información que el sector tiene sobre sus espaldas, sin tener en cuenta los cambios repentinos de destino, por temas de calidad, climáticos, de acceso etc.

Otro requisito obligatorio que se le quiere exigir al productor es que los trabajos de carga que se realizan en los silobolsa sean ejecutados únicamente por trabajadores inscriptos en las bolsas de trabajo de Uatre. Es caso de aprobarse los productores no podrán tomar personal que no cumplan con este registro.

Los costos y la pérdida de tiempo que se le suman al productor, limitan el aporte al campo y su producción, haciendo que se enfoquen más en estar en regla que en producir propiamente dicho. Esto contradice los dichos del gobierno nacional que pregona crecimiento del sector, modernización y reducción de costos.

Para tener un ejemplo, el costo para la ganadería en algunos municipios de la provincia de Buenos Aires llega a representar el 2% de la facturación neta. Guía de Senasa, Guía municipal (que se cobra por cabeza), permiso de marcación, se suman al absurdo de que los municipios cobren la hoja adicional de Guía a un valor de $ 100 cada una. A eso hay que sumar el tiempo requerido para dichos trámites que en conjunto como mínimo llevan 4 horas.

Mientras tanto, los problemas  como la falta electricidad y de conectividad en los ámbitos rurales, como la falta de Internet, señal telefónica en las zonas rurales, hacen que los trámites on line, que buscar alivianar un poco las gestiones físicas, sean casi imposibles de realizar.

Al esfuerzo que hace un productor lidiando con los caminos intransitables, falta de infraestructura hídrica, ineficiencia en comunicaciones y conectividad, se le suma la carga de la presión impositiva y fiscal.

El presidente de Confederaciones Rurales Argentinas (CRA), Dardo Chiesa remarca “Entendemos y respaldamos el discurso oficial que anuncia que se quitarán cargas y costos innecesarios al sector productivo en pos de incentivar la inversión. Cuando al productor se lo deja producir, no se lo agobia impositivamente y no se lo carga de burocracia estatal, los buenos resultados suelen estar a la vuelta de la esquina. Aunque eso sí, no entendemos ni respaldamos la incongruencia de los hechos concretos del gobierno que en la realidad marchan en un sentido totalmente contrario.” Y acota “Intervenir lo menos, dejar hacer lo más, no hacer sentir el peso de la autoridad, es la mejor forma de hacerla estimable, escribía Juan Bautista Alberdi.”

 

Fuente LA NACIÓN

 

- Advertisement -
Anuncio

Para leer

Anuncio

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Relacionados

- Advertisement -