InicioAmbienteEl drama de la apicultura en Corriente después de los incendios

El drama de la apicultura en Corriente después de los incendios

Los productores necesitan con urgencia salvar sus colonias y multiplicar las abejas. Es fundamental fortalecer la producción apícola tan afectada y empezar a recuperarla, porque además, las abejas cumplen un servicio en el ecosistema:

 Como en todo el planeta, en Corrientes son el corazón de la industria apícola, que permite la elaboración de miel de primera calidad. Y, sin embargo, una multiplicidad de factores afecta a este sector que redujo, en una década casi el 50 por ciento de su producción.

La prolongada sequía y los incendios rurales en Corrientes, que arrasaron con el 11% del territorio provincial, ocasionaron una pérdida superior al 50% en la producción apícola, informaron fuentes del sector.

Al momento de referirse a los daños que hasta el momento ha provocado la sequía y los incendios en la provincia de Corrientes, productores se lamentan “en nuestra cooperativa apícola hemos perdido más del 70-80% de las colmenas. Además, los colmenares en su mayoría estaban en las forestales que han sido arrasadas por el fuego, la otra consecuencia es la falta de alimento para las abejas. Estamos dentro de los Esteros del Iberá, donde la alimentación base de las abejas es el néctar y polen de los Esteros y también los eucaliptus, todo eso está devastado, ya que de las 20.000 colmenas existentes en la provincia, se van a perder por lo menos 10.000”.

También podes leer: La asistencia a productores en Corrientes se extenderían todo el 2022

El directivo describió que el sector apícola en Corrientes está conformado por “más de 600 pequeños productores en distintos puntos de la provincia, que poseen entre 25 y 30 colmenas cada uno” y todos resultaron “gravemente afectados por la sequía y los incendios”.

Ambos fenómenos «redujeron enormemente la cantidad de flores y con ello el néctar que producen y necesitan las abejas”, explicó Vallejos, quien agregó que la pérdida de colonias “es muy importante, también porque no van a tener reserva para el invierno, debido a la falta de floración en enero, febrero y marzo”.

Y en este sentido, adelantó que el verdadero daño que ocasionó la catástrofe ambiental será aún más visible en octubre, “por lo que se estima que la pérdida superará a la mitad de las colonias”.

Respecto de las alternativas para salvar parte de la producción apícola, el cooperativista y técnico del INTA, explicó que “se necesita rápidamente reemplazar el néctar de la flor con azúcar y un componente proteico”.

Al respecto señaló que si bien no es lo mismo que el néctar “ayuda a que las colonias vivan”.

“Necesitamos comprar los productos y distribuirlos a los pequeños productores y, en este proceso, lo más complicado es la logística”, explicó Vallejos.

En el mismo sentido detalló que “llevar el producto a cada lugar, movilizar vehículos y recursos humanos para hacerlo, es lo más difícil y es en éstas cuestiones que el Ministerio de la Producción, debería poner el acento en la territorialidad”.

Te puede interesar: La fauna silvestre en Corrientes con asistencia de Ambiente

Sobre la producción de la cooperativa “Monte Caseros”, explicó que producen la marca de miel “Sol Nativo”, que comercializan en Capital Federal, Rosario y Capital de Corrientes, entre otras ciudades.

.

Finalmente, el ingeniero agrónomo del INTA, mencionó que en la provincia de Corrientes se produce miel en las localidades de Monte Caseros, Saladas, Alvear, Bella Vista, Mocoretá y Esquina.

Para leer
Relacionados

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí