Agricultura Agronegocios

El garbanzo argentino en un mal momento

Hace sólo 2 años, el garbanzo argentino alcanzó la gloria en materia de precios. A campo, la tonelada se pagaba por encima de 1.000 dólares. Pero en una sola campaña, el mercado dio un giro de 180 grados.

Las supercosechas logradas en varios de los principales países productores inundaron de oferta el mundo y tiraron los valores hasta los 300 dólares.

La oferta mundial de la legumbre es abundante y empuja los precios hacia abajo.

La legumbre que se produce en el centro y norte de Córdoba está por entrar a período de cosecha y el horizonte no ha cambiado demasiado, lo que complica la ecuación económica de los productores. “Con los rindes que estamos viendo, afectados por la falta de agua, no cubrís los costos” advirtió Mercedes Amuchástegui, de la empresa Tecnocampo.

La compañía con base en Monte Cristo exporta garbanzo, que produce en campos propios, a 30 países. Si bien las cosechas de Estados Unidos y Canadá fueron menores que las de 2018, la clave son los elevados stocks. “Hay mercadería de sobra, los 2 países tienen una cosecha completa guardada” remarcó Amuchástegui.

Al respecto, el ex presidente de CLERA, José María Lázara, enumeró que las existencias en Estados Unidos ascienden a 250 mil toneladas, más que las 240 mil que cosechó este año. En Canadá hay almacenadas 100 mil, el triple de la última campaña. A eso se suman 160 mil toneladas en la India, 100 mil en Rusia y 40 mil en México.

En ese contexto, que Argentina sufra una caída en su cosecha no genera tampoco expectativas alcistas. “Hoy, no hay nada que indique que los precios vayan a subir. Que Argentina produzca 5 mil toneladas menos, este año, no mueve la aguja”, resumió.


Fuente: La Voz del Interior

Vía: Agronoa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *