Anuncio
martes, mayo 11, 2021
InicioEconomíaEl lujo argentino de "comer carne"

El lujo argentino de «comer carne»

Anuncio

Cada argentino gastó este año casi 20 mil pesos por año para poder seguir comiendo carnes.

n sus habituales informes sobre el negocio de ganados y carnes, el Rosgan (mercado ganadero de Rosario) acaba de estimar cuánto dinero gastó cada argentino en comprar carnes (vacuna, pollo y cerdo) en este año convulsionado por la inflación. A pesar de la visible caída en el consumo (de unos 5 kilos anuales por persona), la cifra resultante no es poco significativa: este años se gastarían 19 mil pesos per cápita en las carnicerías. Es decir, cerca de 1.500 pesos por mes y por argentino.

Las cuentas del Rosgan son las siguientes:

  • En el caso del cerdo, sobre un consumo anual per cápita estimado en 14,6 kilos por habitantes, el gasto total proyectado por habitante para el 2019 rondaría los 2.900 pesos anuales.
  • El gasto destinado al consumo de pollo -sobre la base de 43,2 kilos per cápita-, se ubicaría en torno a los 3.700 pesos anuales.
  • El consumo de carne vacuna, estimado en 51,9 kilos por habitante al año, implicaría un gasto total durante 2019 cercano a los 12.400 pesos por habitante.

“Es decir que, en la compra de estos tres tipos de carne, el argentino promedio gastaría este año unos 19.000 pesos anuales. Comparado con el presupuesto estimado en 2018, el consumidor estaría gastando un 45% más –medido en precios corrientes- respecto de los 13.000 pesos del año previo”, explicaron los analistas del Rosgan. Efecto inflacionario a full, aunque a menor ritmo que los demás precios de la economía.

Si se mide este mismo presupuesto en valores constantes (neteados de inflación), el gasto medio estimado en consumo de carnes estaría contrayéndose este año un 3% anual. “Dentro de ello, tanto la carne vacuna como la porcina, verían reducido su gasto anual promedio en un 6% mientras que el consumo de pollo estaría expandiendo su nivel de gasto en un 13% anual”, se determinó en el trabajo.

El consumo de estas tres carnes no escapa a esta tendencia de caída del conusmo que muestra toda la economía. En los últimos años se ha comportado de manera muy estable fluctuando en torno a los 110 a 115 kilos por habitante, pero ahora “resulta llamativa la baja que se proyecta para este año respeto de los niveles promedio del 2018”, indicó Rosgan.

El mercado ganadero rosarino calculó los gastos promedio por argentino en base un consumo total de carnes en 2019 proyectado en cerca de los 110 kilos por habitante, lo que implicaría una contracción de más de 5 kilos respecto del nivel promedio de los últimos dos años.

De todos modos, no es el peor momento en este relación entre los consumidores y uno de sus alimentos preferidos. Dice el documento: “Notamos que la cifra dista significativamente del piso registrado en 2002, cuando producto de una profunda crisis económica y social, caíamos a niveles de 81 kilos per cápita”.

Eso sí, una diferencia ahora es que “la carne vacuna pierde más que proporcionalmente respecto del pollo y del cerdo, cuyos consumos se mantienen relativamente estables”.

Diez años atrás, en 2009, la carne vacuna representaba el 62% del consumo total mientras que actualmente representa apenas un 47%, es decir que ha perdido 15 puntos de participación, de los cuales 9 los capturó el pollo y 6 la carne de cerdo.

Vía: Bichosdecampo

- Advertisement -spot_img
Anuncio

Para leer

Anuncio

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Relacionados

- Advertisement -