Anuncio
miércoles, mayo 12, 2021
InicioActualidadEl mercado del vino: ¿despega o se derrumba?

El mercado del vino: ¿despega o se derrumba?

Anuncio

¿Despega o no la industria del vino en Argentina? Lo lógico es suponer que la respuesta a esta pregunta se puede encontrar consultando directamente a las fuentes. Sin embargo, las principales voces del sector ofrecen miradas diametralmente opuestas.

Según la Corporación Vitivinícola Argentina (COVIAR), “la vitivinicultura consolida un proceso de recuperación en las exportaciones de vinos y mosto, así como un aumento de los despachos de vino al mercado interno”. En cambio, Bodegas de Argentina (BdA) que nuclea a 250 bodegas, ofrece una mirada diferente al alertar: “Por quinto año consecutivo cae la facturación de la industria del vino”.

La divergencia entre ambas entidades cuenta con varios antecedentes en los últimos meses. En el fondo subyace una disputa por determinar quién asume la representación del sector vitivinícola.

Y ahora esto se reflejó en el diagnóstico sobre la industria. Las disidencias entre dirigencias empresariales de un mismo sector suelen ser algo habitual. Lo que sorprende es cómo a partir de una misma realidad se pueden sostener miradas tan opuestas.

Coviar

“Tras crecer 5,1% en todo el 2019, los despachos de vino fraccionado al mercado interno mantienen la tendencia hacia la recuperación, aun en el actual contexto de pandemia, y cierran el primer semestre del 2020 con un aumento interanual del 6,9% acumulado (enero-junio). En paralelo, las exportaciones en volumen siguen creciendo. En todo 2019, las ventas al mundo de vinos fraccionados argentinos acumularon un aumento del 3,3%, mientras que los vinos a granel subieron 36,4% anual y el mosto o jugo concentrado de uva creció 32,1%. La tendencia a la recuperación se acentuó y en el primer semestre del año (enero/junio) las exportaciones en volumen de vinos argentinos crecieron 51,9%, con aumentos del 3,1% en fraccionados y del 153,9% en el vino a granel. Por su parte el mosto tuvo una expansión del 15,6% interanual en igual período, según datos del Instituto Nacional de Vitivinicultura”, destacó un comunicado de Coviar, que preside el bodeguero José Zuccardi.

Martín Hinojosa, presidente del INV, atribuyó esta recuperación a “un mayor consumo en el hogar, precios accesibles en canales de proximidad y el vino como bebida saludable”. Y agregó: “Con 91,5 millones de litros y un aumento en volumen del 25,5% interanual, no se veía un crecimiento tan alto en los despachos de vino al mercado interno desde junio de 2015”.

Bodegas de Argentina

Un día después Bodegas de Argentina emitió su propio comunicado, basado en datos de su Centro de Estudios Económicos, y trazó otra realidad: “Si bien los volúmenes crecieron en mayor o menor medida, es más contundente lo que han caído los precios, por ende, la facturación total y el valor agregado también, que es lo que realmente cuenta a la hora de analizar la situación del sector que, sin dudas, no es bueno”.

Según el segundo informe, esa combinación de factores derivó en “una caída de la facturación de la industria en un 5,4% medida en moneda constante en relación al año anterior. Se observa que fue el mercado interno el de mayor caída con casi un 11%, mientras que en la exportación, gracias a un mejor tipo de cambio, se observó un aumento suave del 1,2% que no pudo compensar lo sucedido en el mercado nacional”.

Uno de los factores a los cuales apuntó BdA son las promociones, que en las góndolas llegan hasta el 40% del precio por botella. “En el mercado interno, medido después de los sustanciales descuentos que se realizan como promoción, el precio promedio ha disminuido en moneda constante casi un 15% en relación a un año atrás que ya había tenido una importante caída en relación a 2018”.

Respecto de las exportaciones de vinos, añadió: “En el mercado externo, la disminución total (vino fraccionado más granel) ha sido aún más importante dado que lo que se expandió fue la exportación de vinos a granel de bajo precio. El precio promedio de cada caja equivalente vendida cayó casi un 14% y dejó la cotización en niveles por debajo de 2009”.

Ramiro Barrios, director del área de Comercio Exterior de la entidad, explicó: “Las variables macroeconómicas que explican este comportamiento de precios son la tasa de interés, que obligó a las bodegas a liquidar stocks para disminuir la carga financiera de la inmovilización de inventarios, y el tipo de cambio, que permitió vender volúmenes importantes de granel en el mercado externo”.

Vía: ámbito

- Advertisement -spot_img
Anuncio

Para leer

Anuncio

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Relacionados

- Advertisement -