Clima

El Niño Oscilación Sur: ¿Qué es?

El fenómeno de El Niño – Oscilación Sur (ENOS) es un patrón climático recurrente que implica cambios en la temperatura de las aguas en la parte central y oriental del Pacífico tropical.

El calentamiento oscilante y el patrón de enfriamiento, es conocido como el ciclo ENOS, afectando directamente a la distribución de las precipitaciones en las zonas tropicales y puede tener una fuerte influencia sobre el clima en los otras partes del mundo. El Niño y La Niña son las fases extremas del ciclo ENOS; entre estas dos fases existe una tercera fase llamada Neutral.

El Niño es resultado de vientos alisios más débiles de lo que suelen ser. El agua cálida se acumula a lo largo de las zonas ecuatoriales y se mueve hacia el este, justo en la zona oriental del océano Pacífico. Como la superficie del agua es más caliente de lo normal, la atmósfera también se calienta, hecho que ocasiona que el aire húmedo se eleve, forme nubes y se produzcan tormentas.

La Niña es todo lo contrario, dado que los vientos alisios se fortalecen, el agua fría se acumulan en la región ecuatorial del Pacífico oriental. En consecuencia, la atmósfera se enfría por el contacto con las frías aguas superficiales del océano, y a la falta de calidez, el agua no se evapora y el aire no se eleva, así que el nivel de lluvias y tormentas disminuye de forma anómala.

Según el informe mensual del Servicio Meteorológico Nacional Argentina, publicado el día 2 de enero de 2020, menciona que el estado actual del fenómeno ENOS es Neutral, es decir que la temperatura de la superficie del nivel del mar está dentro de sus rangos normales.

En diciembre de 2019, la temperatura de la superficie del mar (TSM) en el Pacífico ecuatorial fue superior a sus valores normales alrededor y al oeste de la línea de fecha. Los vientos alisios se mantuvieron en promedio debilitados alrededor de la línea de fecha durante diciembre. El Índice de Oscilación del Sur se mantuvo negativo y cercano a valores neutrales. Hubo menor convección en la zona de Indonesia, este de Australia y en el este de océano Índico y hubo más convección en una pequeña región al oeste de la línea de fecha.

De acuerdo a los modelos dinámicos y estadísticos, en el trimestre enero –febrero-marzo 2020 (EFM) hay 69% de probabilidad de mantener la fase neutral. Esta probabilidad se mantiene superior al 60% durante todo el verano (Figura 1).

Figura 1: Pronóstico probabilístico de anomalías de TSM en la región Niño 3.4. – Fuente: IRI Publicado en informe mensual del Niño del SMN Argentina.

Fuente: INTA por María José Dickie

Vía: ruralnet

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *