sábado, octubre 23, 2021

El precio de los alimentos por las nubes

 Mientras algunos se entretenían con la visita de los “veganos” al Presidente Alberto Fernández y la carta (otra más) que el Beatle Paul McCartney le hiciera llegar al mandatario, la mayoría de los productores se ocupaban de cosas bastante más serias y trascendentes, dada la tensión creciente entre algunos sectores del Gobierno y las cadenas comerciales, especialmente ahora en carne y trigo, por los precios de los alimentos a nivel del consumo.

Sin embargo, un estudio reciente de la Fundación Mediterránea que preside Pía Astori, da cuenta que al menos los precios locales de la carne están muy alineados con los de la región. “A pesar de la suba de fines del año pasado, Argentina tiene precios de carne bovina que no desentonan para los valores que se pagan en la región. Según el relevamiento de precios realizado en los primeros días de la segunda semana de enero, el precio medio de la carne (muestra de cortes) en Argentina, Brasil y Uruguay está cerca de los $800 / kilo, de hecho, un poco más barata en Argentina que en sus dos vecinos ($781 versus $ 832, y $845 respectivamente); en otro país de la región, también vecino, Chile, país importador de carne bovina, el valor se acerca más a los $1.000 / kilo”, señala la Ieral.

El estudio que firma Juan Manuel Garzón consigna también que “La aceleración (de precios) de fines de año coincidiría con cierta vuelta a la normalidad en la economía argentina, con casi todas sus actividades habilitadas para operar y con la estacionalidad que suele haber en la demanda de carnes en noviembre y diciembre, donde el buen clima y las fiestas aumentan la cantidad de reuniones, encuentros y el consumo “. Por otra parte, los problemas climáticos para los cultivos, y la necesidad de “anclarse” en producto, mantiene muy firme el mercado de cría e invernada donde siguen faltando en los últimos ciclos, unos 500.000 terneros por año, producto de malas preñeces y pariciones, lo que también tensa el mercado.

… que el control de la inflación tiene las internas en el Gabinete al rojo vivo, y hasta con ordenes “cruzadas”, sin mencionar las “sugerencias” de subordinados a jerarquías superiores (que para colmo terminan imponiéndose); pero en el sector privado también pasa algo similar entre entidades, dirigentes de la producción vs. industria (léase molinera, polleros, carne, etc.), y hasta representantes del mismo sector entre sí, en la mayoría de los casos más por “chapa” (y fotos) que por principios. De hecho, uno de los reclamos que cada vez se escucha más alto, es el que las organizaciones de privados comiencen a presentar propuestas concretas para discutir, y no dejar que sea solo el Gobierno el que impone las alternativas (varias ya probadamente fracasadas). Pero mientras se dan estas tiranteces, los productores (bastante malhumorados) cruzan los dedos para que se cumplan los pronósticos de lluvias más regulares durante febrero, lo que permitiría frenar las pérdidas de los cultivos. Sin embargo, parte de los daños ya son irreversibles, como el área de siembra de soja que se cerró en 17 millones de hectáreas (llegó a haber más de 21), la cosecha de la oleaginosa estimada ahora en 46 millones de toneladas ( se superaron los 60 millones), las pérdidas en maíz de primera, o también en girasol, entre otras.

… que, a pesar de esto, el saldo comercial sigue siendo positivo por los mayores precios internacionales de los granos. Y no es lo único con saldo favorable. De hecho, los primeros resultados del norte dan cuenta que la producción de cítricos en el NOA mantiene su firmeza, en especial en Jujuy donde se ubica, justamente, la empresa líder exportadora de este rubro, Ledesma. De hecho, el año pasado se exportó el récord de casi 28.000 toneladas especialmente de naranjas. El logro se dio a pesar de que a mediados de agosto pasado la Unión Europea había prohibido temporalmente el ingreso de cítricos provenientes de la Argentina luego de algunos inconvenientes fitosanitarios por lo que hubo que redireccionar hacia otros países, entre los que se destacaron Irak, EE.UU., Ucrania, Bielorrusia, Arabia Saudita, Qatar, Malasia, Kuwait y Bangladesh. Junto con Salta, el año pasado se produjeron más de 90.000 toneladas, en especial de naranjas, de las que se procesaron casi 68.000 toneladas que dieron lugar a 4.540 toneladas de jugos y casi 360 toneladas de los preciados aceites esenciales. Sin embargo, las actividades más intensivas se quejan cada vez más por la falta de mano de obra (cosecheros). Tanto así, que dicen que la nuez y parte de las aceitunas (además de verduras y hortícolas), se están recolectando gracias a los bolivianos. El problema se replica en distintas zonas.

Vía: Ámbito

Relacionados

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Populares

Fungicida casero con bicarbonato

Los hongos son uno de los problemas más habituales que pueden afectar tanto a plantas como a personas. Aunque hoy en día existen gran...

Cómo hacer un buen asado al horno

Aprende a preparar Asado al horno argentino con esta rica y fácil receta.  A la parrilla o al horno, un asado no se parece en nada a...

Limón con agua de aloe vera

El aloe vera y el limón tienen propiedades depurativas naturales que ayudan al organismo a eliminar los residuos y toxinas. Al ingerir limón y...

Vinagre, en la huerta y el jardín

Ya sabemos que es un herbicida 100% natural, pero hay más. Te dejamos 15 usos del vinagre para tu huerta y jardín. El nombre vinagre...