Agricultura Agronegocios

En tiempo de coronavirus una nueva incertidumbre afecta al campo

La cuarentena afecta la provisión de silo bolsas en plena cosecha y la preocupación crece entre los productores.

Cosecha gruesa, condiciones climáticas favorables, mejoras en las reservas hídricas, proyección prometedora del rinde. Retenciones. Pandemia, coronavirus, cuarentena.

El mercado agrícola se ve nuevamente afectado por la aleatoriedad del contexto. En plena cosecha, la actividad suma una nueva traba a su curso habitual. A las dificultades del transporte de granos hacia los acopios y puertos se suma la demora en la entrega de silo bolsas para reserva en los establecimientos propios, que en algunos casos supera los 30 días.

Hasta 2019 en Argentina, se acopiaban aproximadamente 45 millones de toneladas anuales en silo bolsas para conservar y almacenar las cosechas. De acuerdo a un informe de Blas Rozadilla y Julio Calzada para la Bolsa de Comercio de Rosario, el “bajo costo, fácil implementación y alta eficiencia, esta modalidad” llevaron a este insumo a consolidarse en el agro nacional. El mismo documento destacaba que “la tecnología de almacenamiento de granos en bolsas plásticas ha sido un desarrollo clave que ayudó a incrementar la eficiencia y la coordinación del sistema de comercialización de nuestro país”.

Ahora, COVID-19 mediante, los beneficios logísticos y de comercialización parecen verse algo alterados. Productores de diferentes puntos del país ven complicada la provisión de este recurso clave ya que la cuarentena demora la distribución, pero ni la soja ni el maíz pueden esperar.

Desde la empresa Ipesa Silo, una de las principales proveedoras de Argentina, el director Mariano Klas explicaba a Bichos de Campo a fines de marzo: “A grandes rasgos podemos asegurar que tenemos stock suficiente en nuestros distribuidores, pues las entregas son las habituales. Descartamos faltantes de nuestros silo bolsas”.

Pero así como con la demanda de alcohol y lavandina del ciudadano “de a pie”, los productores aumentaron la demanda de este insumo tratando de almacenar por ahora los granos en silo bolsas con la idea de disminuir el tránsito y el ingreso a las ciudades por los problemas relativos a los permisos de circulación en medio de la pandemia. Además, porque entregar la cosecha a una cooperativa o un exportador no parece un destino seguro, por temor a las quiebras o que entren en cesación de pagos.

Si bien la problemática es reciente, se espera que se normalice la distribución de las bolsas para evitar futuros problemas en el almacenamiento de granos.

Vía: elagrario.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *