miércoles, diciembre 1, 2021

Esperan la menor área de soja de los últimos 15 años

Ante el panorama remarcan «hay un enorme potencial y la Argentina puede rápidamente saltar a las 70 millones de toneladas de producción, con algunas pocas medidas inteligentes y sin impacto fiscal»

Esta temporada, Argentina sembrará la menor cantidad de soja en una década. El maíz y el trigo han comenzado a eclipsar a la oleaginosa, que cada año se cultiva menos.

Mientras que en 2014 se sembraron 4,4 hectáreas de soja por cada hectárea sembrada con maíz o con trigo, este año esta relación cayó a 1,4 hectárea sojera por cada hectárea dedicada a los otros dos cultivos. Lejos del “mar de soja” que era la llanura pampeana, para el nuevo ciclo agrícola que comienza se espera un récord en la producción de maíz, que sumaría hasta un 5% más de área cultivada.

Un combo de factores que incluyen incentivos comerciales y preocupaciones ambientales llevó a que cada vez más productores se alejaran del grano estrella del boom de los commodities de la primera parte del siglo XXI para volcarse a un paisaje productivo más variado, lo que genera mejor cobertura ante eventos climáticos cada vez más extremos, suelos menos empobrecidos y una mejor ecuación económica al final del camino.

Un cultivo muy importante

La cadena de la soja es la cadena agroexportadora más relevante del país con cerca de 22.500 millones de dólares y aportes fiscales por casi 10.000 millones de dólares. Sin embargo, en los últimos 10 años, la producción de la oleaginosa se estancó.

De cara a la próxima campaña gruesa, Luis Zubizarreta, presidente de Acsoja, señaló: “El área va a volver a bajar, va a ser la menor área en 15 años. Y lo vemos con mucha preocupación, porque la Argentina tiene que salir de su crisis produciendo más”.

Al respecto, aseguró que “el país puede llegar a las 70 millones de toneladas de producción, de la mano de un esquema impositivo inteligente que potencie la cadena. Hay que recordar que el principal socio de la cadena de soja es el Estado, con lo cual es el propio Estado el que debería estar desesperadamente buscando alternativas para mejorar la productividad de la cadena, y por lo tanto generar más producción”.

“Una alternativa es bajar la enorme carga que tiene, ya que en los últimos 15 años nos encargamos de matar a la gallina de los huevos de oro, con una carga imposible de sostener, y es el peor camino”, agregó el titular de Acsoja.

Y remarcó que “hay un enorme potencial y la Argentina puede rápidamente saltar a las 70 millones de toneladas de producción, con algunas pocas medidas inteligentes y sin impacto fiscal. Porque entendemos la imperiosa necesidad del país de recaudar, pero la incrementaría con una alícuota menor y con una proyección en el tiempo de bajar ese peso tan grande. Esa mayor cantidad de producción haría que el Estado tenga un beneficio”.

También se refirió a las conclusiones que se obtuvieron del seminario de Acsoja que se desarrolló hace unas semanas: “El primero es que la cadena está en una situación crítica y necesitamos repotenciarla porque, porque es uno de los motores que puede sacar a la Argentina de la crisis. Asimismo, hubo muy interesantes grupos, donde se charló sobre las nuevas tecnologías, sobre fertilización, también de un tema relevante como la comunicación, y en ese sentido, cómo en otros países el sector agroindustrial tiene una imagen tan buen en la sociedad, y como en este país hay mucho por hacer en ese aspecto”.

En ese sentido, señaló que “tenemos que sumarnos más al mundo urbano, para salir de esta dicotomía campo/ciudad. Y también se analizó cuáles son las perspectivas hacia adelante, que son muy alentadoras para la soja en el mundo. Un mundo que necesita más alimentos, porque la población sigue creciendo y la soja es uno de los productos de proteína vegetal más extraordinarios”.

Finalmente, analizó la decisión de la corte de Comercio Internacional de Estados Unidos que ratificó el fallo sobre la imposición de aranceles sobre el biodiesel argentino: “Es muy importante porque para toda la cadena de soja es fundamental tener más eslabones, el biodiesel es el último eslabón, con lo cual tener cerrado el mercado norteamericano genera un perjuicio muy grande a toda la cadena porque le quita poder de pago a la industria. El fallo es absolutamente injusto e inesperado, ya que la Argentina no subsidia ni existe dumpin en las exportaciones de biodiesel, y creemos que es una medida proteccionista”.

“Va a ser un largo proceso, mientras la industria está sufriendo con alta capacidad ociosa y con evidente riesgo para la generación de empleo y de mayor potencial para esta cadena”, concluyó Zubizarreta.

Vía: https://bcrnews.com.ar/

Relacionados

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Populares

Fungicida casero con bicarbonato

Los hongos son uno de los problemas más habituales que pueden afectar tanto a plantas como a personas. Aunque hoy en día existen gran...

Cómo hacer un buen asado al horno

Aprende a preparar Asado al horno argentino con esta rica y fácil receta.  A la parrilla o al horno, un asado no se parece en nada a...

Limón con agua de aloe vera

El aloe vera y el limón tienen propiedades depurativas naturales que ayudan al organismo a eliminar los residuos y toxinas. Al ingerir limón y...

Vinagre, en la huerta y el jardín

Ya sabemos que es un herbicida 100% natural, pero hay más. Te dejamos 15 usos del vinagre para tu huerta y jardín. El nombre vinagre...