Curioso

Este extraño gallo es completamente negro por dentro y por fuera

Se lo conoce como Ayam Cemani y un ejemplar puede llegar a costar hasta en 2500 dolares.

Ayam Cemani, un pollo de origen indonesio, es negro desde las plumas hasta los huesos, los músculos e incluso sus órganos.

Ayam significa en indonesio “pollo” y Cemani “completamente negro”. Se trata de una raza de gallina originaria de la isla de Java en Indonesia. Su peculiar rareza proviene de un trastorno genético conocido como “fibromelanosis” que generara una gran cantidad de pigmentos oscuros en las células de todo el cuerpo.

Paul Bradshaw, de la granja Greenfire, el fenómeno obedece a genética. Según el criador, el organismo de esta raza de gallos produce 10 veces más melanina en comparación con las gallinas comunes. Por eso es negro incluso por dentro. Por eso el plumaje de esta especie brilla con tonos verde y púrpura.

El trastorno es conocido como fibromelanosis, y precisamente lo que genera la gran cantidad de pigmentos oscuros en el organismo del gallo.

Según varios ciber-medios, debido al aspecto impresionante y exótico de esta especie de ave de corral, varios criadores Europeos han intentado cruzarlo con gallinas comunes, y como producto del cruce, han obtenido varias razas de gallos y gallinas, sin lograr nunca un ejemplar tan negro como el ayam.

El Ayam Cemani y las supersticiones

Cada vez que el ser humano se encuentra ante un hecho que no es capaz de comprender, se inventa una historia o superstición que le de la falsa seguridad de creer que lo sabe todo. Por supuesto con el Ayam Cemani también ocurre esto.

Existen ciertas supersticiones y creencias que dicen que la carne de este pollo tiene poderes sobrenaturales porque es negra. En muchas ocasiones se sacrifican en Asia estos pollos porque se consideran que pueden traer suerte, por ejemplo, durante un parto o ante una operación importante. También hay quienes creen que comer la carne de Ayam Cemani trae prosperidad y es por ello que su valor en el mercado es muy alto.

Un ejemplar de esta variedad puede llegar a costar hasta 500 veces más que uno de una variedad habitual.  ¿Crees que merece la pena? Seguramente no. ¿Te gustan las curiosidades de animales?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *