Clima

Los posibles efectos de La Niña para el verano 2020/ 21

Un evento de condición “La Niña” se ofrece como perspectiva en materia climática, hecho que se presenta como un panorama poco alentador tras dejar atrás un período de seca importante durante el pasado invierno y con heladas que afectaron muchas localidades productivas del interior.

Según los trabajos técnicos realizados, se confirma la presencia de condiciones “Niña” en el Pacífico y carencia de lluvias para los próximos meses.

El último informe semanal promovido por la Oficina de Riesgo Agropecuario (ORA), dependiente del Ministerio de Agricultura de la Nación, refirió que la temperatura del Océano Pacífico centro-este, tal como sostuvo la Universidad de Columbia en Estados Unidos, está por debajo del promedio, hecho que condicionará la situación climática local.

“La Niña sería un evento ya instalado, con una temperatura oceánica de algo más de medio grado por debajo de lo normal. Que las variables atmosféricas sean consistentes con esto significa que ya se evidencia un efecto en la circulación atmosférica: los resultados de los modelos de pronóstico indican alrededor de un 80% de probabilidad de La Niña para la primavera y un 70% para el verano”, explicaron los técnicos del ORA en su estudio.

Más allá de esta cuestión, la Oficina de Riesgo Agropecuario aseguró además que si bien este evento climático “sería un hecho, la intensidad sería débil a moderada, y tampoco se espera un evento de larga duración, ya que a partir de febrero-abril de 2021 la probabilidad de Niña decae notablemente”.

Al evaluar la situación climática registrada al 20 de setiembre pasado, la ORA indicó que “por la ausencia de precipitaciones significativas en la mayor parte del territorio nacional, aumenta el área con déficit hídrico” en las áreas cultivadas con granos finos y condiciona las perspectiva para la siembra gruesa.

“Avanza el área de humedad deficitaria para trigo desde Córdoba hacia el noroeste bonaerense y oeste de Santa Fe. Las heladas alcanzaron la zona núcleo pampeana y el norte de Córdoba. Más allá de esto, se prevén precipitaciones en zona núcleo y sur de Córdoba cerca del próximo fin de semana”, estimaron los especialistas.

El clima y su impacto en la campaña agrícola

En el desarrollo del ciclo agrícola 2020-2021, el trigo es el cultivo que más está necesitando las precipitaciones. El último informe elaborado por la Guía Estratégica para el Agro de la Bolsa de Comercio de Rosario reflejó que la mayor parte de los lotes de trigo de la región núcleo se encuentran encañando, pero un 10% ya está desplegando la hoja bandera y otro 10% está con la espiga embuchada.

Además, en Santa Fe se encuentran los lotes más avanzados, donde gran parte se ve desplegando la hoja bandera y con la espiga embuchada. Los lotes más adelantados del norte de la provincia de Buenos Aires y del sudeste de Córdoba están encañando.

“En el área se señala que es urgente que llueva para contar con agua en las etapas más críticas y no perder más potencial de rendimiento, sobre todo en los lotes más adelantados y con menores reservas”, manifestaron desde la Bolsa de Rosario.

Pronóstico climático

Para el corto plazo, se pronostican –según la ORA- temperaturas medias normales a levemente sobre lo normal en algunas zonas del centro de Argentina, pero de manera más predominante en el norte. Mientras que para el resto del país, se proyectan temperaturas medias normales a levemente bajo lo normal.

Hasta el próximo domingo 27, las temperaturas mínimas se mantendrán frescas mientras que las marcas máximas comenzarán a elevarse. Podrían registrarse algunas lluvias en la zona central, incluyendo el este de Mendoza y La Pampa, centro y sur de Córdoba, Buenos Aires, Entre Ríos y algunas zonas del Noroeste Argentino. Ya el domingo próximo, se prevén precipitaciones en Corrientes y Misiones.

Vía: Infobae

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *