Alimentos Control Curioso

Estos son los productos prohibidos y más insólitos que intentaron ingresar al país

Desde un guanaco, cangrejos, sardinas disecadas, embutidos escondidos entre motores de autos.

La lista de los productos que no se pueden ingresar a la Argentina es extensa. En muchos casos son extranjeros, mientras que otras veces, son los mismos argentinos que intentaron infiltrarlo por Ezeiza o por la frontera por Paraguay, Bolivia o Brasil.

Muchos de esos elementos no pueden entrar al país por riesgo al contagio de alguna enfermedad. Por ese motivo, el Senasa en el caso de que se detecten, los decomisa y luego se procede a su destrucción.

Hace unos días, un ciudadano chino metió 6 patas de cerdo en una valija entre la ropa. Fue detectado cuando pasó por el escáner. Luego, las patas de cerdo fueron decomisadas y destruidas. En China la peste porcina africana es una enfermedad letal y está ocasionando el sacrificio de millones de cerdos. En la Argentina se quiere evitar cualquier introducción del virus.

Entre lo más insólito que pasó por Ezeiza fue el cadáver de un guanaco.Llegó en un vuelo procedente de Perú. Desde un vuelo que venía de China, se trató de pasar con langostas y cangrejos. A las langostas las habían embalado en forma casera con hielo para su preservación. A su vez, quesos, embutidos, semillas, conservas fueron algunos de los productos que se detectaron y no pudieron ingresar.

Según el Senasa no se puede ingresar con:

  • Alimentos: de manufactura casera, carnes de cualquier especie animal, chacinados, embutidos, jamones, miel, derivados lácteos, alimentos sin identificación o rótulo.
  • Vegetales: frutas y hortalizas frescas; flores y plantas de jardín; plantas frutales, ornamentales y forestales, vegetales.
  • Animales vivos: en caso de mascotas, hay que ver los requisitos para el ingreso.
  • Otros productos: alimentos para animales, productos apícolas, productos veterinarios, insectos, bacterias, hongos, material reproductivo y otros microorganismos para investigación.

Más allá de la acción del escáner, el Senasa tiene perros entrenados para la detección de los productos.

Mientras que los productos autorizados hay:

  • Conservas: de pescado, porcinos, aves.
  • Lácteos: leches fluidas pasteurizadas, leche condensada, leche en polvo, yogurt, manteca, dulce de leche, quesos elaborados a base de leches pasteurizadas.
  • Frutos o vegetales procesados: papas fritas, frutos en almíbar, vegetales en vinagre u otros conservantes, conservas de frutas y hortalizas, productos secos tostados y/o salados, vegetales enlatados o envasados al vacío.
  • Otros: mermeladas, frutas confitadas, jugos, azúcar, aceite.
  • Productos porcinos: jamón serrano e ibérico, lomo ibérico, trozado o laminado, sin hueso, procedente de España, en envase al vacío o atmósfera controlada original de fábrica, debidamente rotulado e identificado y de libre comercialización en dicho país.

La mercadería decomisada se tira en un depósito de residuos. Luego, se rocía con un líquido desnaturalizante y se la lleva a horno pirolítico para su correspondiente quema.

Todo el procedimiento se realiza dentro de la misma terminal aeroportuaria. La compañía que realiza la última tarea entrega un certificado de destrucción del mismo.

Vía:radiomitre.cienradios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *