Ganadería Inundaciones

Evacúan ganado en Santa Fe ante la crecida del río Paraná

Una nueva crecida -por ahora calificada de ordinaria- del río Paraná y sus afluentes en el curso superior y medio, generó esta semana el inicio de la evacuación masiva de ganado desde las islas del Nordeste de esta provincia, frente a las provincias de Corrientes y Entre Ríos.

Productores pecuarios de la zona de Florencia (departamento General Obligado), Romang y Alejandra (departamento San Javier), comenzaron con el traslado de ganado de zona de islas a suelo firme. Se estima que será necesario retirar unas 200.000 cabezas. Actualmente, el traslado se realiza utilizando lanchas especialmente acondicionadas para este tipo de labores, aunque muchos prefieren cruzar el ganado a nado.

Desde el 9 de enero el río Paraná se muestra en continuo crecimiento. El fenómeno es producto de las precipitaciones que hubo en el nordeste del país, pero principalmente en el sur de Brasil y en Paraguay, que generaron un marcado repunte del caudal de agua. Hasta fue necesario abrir las compuertas del complejo Yacyretá, lo que significa que aún quedan semanas con aportes excepcionales de caudales sobre el Paraná.

En Puerto Reconquista (extremo norte del territorio santafecino), el río San Jerónimo marcó ayer un nivel de 4,82 metros. Esa estación ingresa al estado de alerta a los 5,10 metros; mientras que en el de evacuación es a los 5,30 metros. En estos momentos las ciudades cercanas como Goya (Corrientes) ya ingresaron a la etapa de alerta y están a pocos centímetros de la evacuación.

La situación de Reconquista aún está controlada pero podría volver a crecer de manera importante a mediados del mes próximo de acuerdo a las proyecciones que hacen los expertos, atento a las últimas lluvias registradas tanto en Paraguay, Brasil y también la situación de Chaco, Corrientes y Misiones.

El Paraná sigue creciendo a la altura del puerto de Barranqueras (Chaco) y ya alcanzó los 6,53 metros, ingresando al nivel de evacuación. Es la única localidad en la ribera de ese río que superó la marca. En Corrientes, superó el nivel de alerta y el agua avanza sobre las casas ribereñas. La prefectura de esa provincia informó que el cauce registró ayer una altura de 6,60 metros, mientras que en los barrios Itatí, Quinta Ferré y Seminario ya se registraron dos familias autoevacuadas y casi unas 30 que están alarmadas por la situación, ya que no quieren abandonar sus casas por miedo a los robos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *