Agricultura Política Sociedad

Hay incertidumbre por las elecciones y el fantasma de las retenciones “nivel 2015”

“Se generó mucha incertidumbre a raíz del resultado de las elecciones primarias por las políticas del sector para el año que viene, bajo la que se va a comercializar la campaña que se está sembrando”, comentó Agustín Tejeda, economista Jefe de la entidad porteña.

En una campaña signada por la incertidumbre por las elecciones, la Bolsa de Cereales de Buenos Aires analizó el escenario posible frente a un incremento de las retenciones.

Para analizar el escenario se realizó un ejercicio de impacto, en el caso que las alícuotas fueran las de 2015, cuando la soja tributaba un 35% contra un 25% actual y los cereales un 7% contra una retención por encima del 20%.

“La producción, el área sembrada y la cosecha son muy sensibles a un cambio en el esquema de retenciones, con una cosecha que podría caer por precios locales más bajos, que termina afectando la decisión de siembra”, comentó.

El ejercicio de simulación mostró que la producción total de granos podría caer un 5,6%. Tejeda aclaró que este impacto sería para la campaña 2020/21, dado que en la campaña actual las decisiones de siembra ya están tomadas. “Esta caída de la producción traccionaría una caída de las exportaciones”.

Los cultivos que más verían afectada su producción son el maíz y el trigo, cuyas producciones caerían un 8,4 y 9,9% respectivamente.

Además, la exportación sufriría un gran impacto en el caso de los cereales.

Del lado contrario, habría un aumento en el consumo doméstico para la transformación, “en especial para la soja, que volvería a tener el diferencial arancelario”.

Las regiones más afectadas serían las más marginales, en donde los márgenes son más sensibles a un cambio en el derecho de exportación.

“No hay lugar para un cambio en el esquema de derechos de exportación”, destacó Tejeda.


APORTE A LA ECONOMÍA

Con el actual escenario, de incertidumbre local e internacional, la Bolsa de Cereales de Buenos Aires estima que la cosecha total de granos (soja, maíz, trigo, girasol, sorgo y cebada) alcanzaría 131,7 millones de toneladas, lo que representa un volumen 2,7% inferior al récord del ciclo 2018/19.

Con este escenario productivo, el aporte de la cosecha a la economía se vería afectado, teniendo en cuenta también los menores precios internacionales y locales.

El aporte total a la economía sería un 7% menor en 2020, unos US$ 2.300 millones menos. Además, la inversión por parte de los productores cae un 8,9%, la recaudación un 12% y las exportaciones un 8%.

Es importante destacar también que la campaña 2018/19 dejó un excelente resultado, que será difícil de volver a superar. “La última campaña estableció un récord histórico para la Argentina”.

Tejeda repasó “el rol protagónico en la economía, que vive tiempos de crisis”. El Producto Bruto de la agroindustrial, teniendo en cuenta los 6 principales cultivos de la Argentina, sería de US$ 33.500 en 2019, lo que representa un 35% más que el año anterior afectado por la sequía. “Sin el aporte de la cosecha la economía hubiese caído más de un 4% en 2019”.

Es por este escenario que Tejeda concluye: “No hay espacio para políticas que desincentiven la producción agrícola”.

Fuente: Agrofy News

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *