Curioso Sociedad

Historia de la yerba mate

¿De dónde viene este querido símbolo nacional? Siempre llega ese día en que por primera vez tomamos mate solos, algunos todavía lo recuerdan.

Estás ahí, paseando por tu vida, de repente encendés la pava y te disponés a todo el ritual. Después de tantas veces que te invitaron una ronda, un mate dulce, amargo o edulcorado, haces tu mate para vos mismo, de a poco, con paciencia y reflexionas como un gourmet de la mente. En ese momento, tal vez un poco inspirado, sale la pregunta “¿cómo empezó la historia de la yerba mate?”.

El mate… ¿es una hierba?

Aunque nosotros la llamemos simplemente yerba, Su Nombre Científico Es Ilex Paraguariensis (te dejamos de tarea la pronunciación). Es un árbol frondoso y de hojas verdes que en la actualidad crece principalmente en la provincia de Misiones y el Norte de Entre Ríos. De él se cosecha todo eso que encontramos envuelto en un paquetito, exhibido en las góndolas del supermercado.

Más despacio cerebrito, primero ¿quién inventó el mate?

Lamentamos desilusionarte, pero no fuiste el primero, ni serás el último, que haga cara rara al momento de probar su primer mate. Esta genialidad con nombre y apellido, no tiene una fecha exacta de nacimiento, pero según el Instituto Nacional de la Yerba Mate se considera que Los Guaraníes Fueron Quienes Descubrieron El Mate, antes de la llegada de los colonizadores el siglo XV.

Después de un proceso manual de elaboración, ponían las hojas molidas y tostadas en una calabaza (un característico porongo) con agua y sorbían la infusión con una caña ahuecada. Hoy, varios siglos después, los conocemos como mate y bombilla. Por lo tanto, así es como nacía la historia de la yerba mate

Además, los primeros pobladores del continente no sólo la consumían, sino que también veneraban al árbol como un objeto de culto y un regalo de los dioses. Otra de las utilidades, era usarla como moneda de cambio con otros pueblos e incluso dentro de sus propias fronteras. Su consumo era tan habitual que, En Los Días DeCalor Lo Tomaban Tibio Y Los De Frío Calentaban El Agua Al Fuego.

Bueno, pero entonces ¿de dónde proviene el mate?

Hay algo certero en toda esta historia de la yerba mate, Paraguay. Como lo mencionamos antes, los guaraníes son un grupo de pueblos nativos sudamericanos, que se ubican en los límites del territorio de ese país. Allí se cebaron los primeros mates de la historia. Hasta los españoles notaron que estas extrañas hojas les daban mayor resistencia para largas expediciones a pie o para las labores diarias. Según estudios científicos, Uno De Los Compuestos Es La Cafeína por lo que hoy en día entendemos el porqué de su éxito.

El lado B: historia de la yerba mate en Argentina

De la mano de las misiones jesuíticas enviadas desde Europa, la yerba mate fue esparciéndose mayoritariamente en Argentina, Uruguay y el Sur de Brasil. Si bien todo inicio en otro lado, hoy por hoy Argentina es el país que Más Cantidad De Yerba Mate Exporta A Nivel Mundial, Llevando Cebadas A Alrededor De Varios Países.

Además, la imagen folclórica del gaucho lo volvió popular y lo adoptó como parte de su cultura. Estos, incluso en la actualidad, lo suelen tomar en grupo, para el desayuno, para el almuerzo, la cena o antes de dormir. El consumo se fue volviendo generalizado y los procesos manuales se fueron industrializando poco a poco, hasta llegar a la maquinaria de producción actual.

Hoy en día en nuestro país existen un sinfín de variedades de yerba mate: con palo, sin palo, saborizadas con cítricos, digestivas o hasta con miel. De los mates de calabaza pasamos a los de metal, goma, cerámica o madera. Nuestro cariño hacia él es tan grande, que siempre lo curamos y decimos gracias cuando estamos llenos.

Vía: ubereats

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *