Polémica Sociedad

Informe lapidario contra la política agropecuaria argentina

OCDE: Argentina es la nación que aplica las políticas agropecuarias más extractivas y distorsivas de todo el mundo.

Argentina es la nación que aplica las políticas agropecuarias más extractivas y distorsivas de todo el mundo. Así lo indica el informe Agricultural Policy Monitoring and Evaluation 2019 de la OCDE.

“Argentina extrae recursos al sector agropecuario principalmente a través de derechos de exportación que deprimen los precios recibidos por los productores. En el período 2016/18 esa extracción fue estimada en un promedio de -15,3%”, señala el documento.

Porcentaje de transferencia/extracción sobre el ingreso rural total (eje vertical) y nivel de distorsión potencial estimado de la política agropecuaria (eje horizontal). OCDE (2016/18)

“La principal extracción de recursos se concentra en la soja, el principal commodity de exportación del país, con transferencias de los productores hacia los consumidores y contribuyentes argentinos estimadas en un 38% del ingreso bruto de los agricultores”, añade.

“Los derechos de exportación generan distorsiones e incertidumbre y la reducción de los mismos implementada a fines de 2015 fue una medida adecuada. De todas maneras, a causa de la crisis macroeconómica, fueron reintroducidos en septiembre de 2018 para todas las exportaciones del país”, sostiene el informe de la OCDE.

Y además asegura que “en el actual contexto sería crucial poder encontrar el balance correcto entre la eliminación progresiva de los derechos de exportación con la necesidad de incrementar ingresos fiscales”.

“Históricamente, las políticas argentinas destinadas al sector agropecuario fueron impredecibles y sistemáticamente discriminatorias. El gobierno debería establecer una política de largo plazo gradual hacia la eliminación de esa tendencia para promover un entorno más neutral, estable y predecible para el sector”, recomienda.

“Recientes medidas para promover y mejoras prácticas agropecuarias sostenibles van en la dirección correcta. Hacia el futuro, se requerirá mejorar los sistemas de monitoreo e información, especialmente en lo que respecta a reducción de uso de agroquímicos, rotaciones de cultivos y conservación de bosques, de manera tal de poder diseñar mejores políticas públicas, tales como la posibilidad de detectar externalidades negativas y conflictivas del uso de agroquímicos”, detalla.

El informe de la OCDE también aconseja realizar un auditoria independiente para evaluar si la implementación de la Ley de Bosques (Nº 26.331) resulta efectiva para contener la deforestación.

“En línea con la provisión de investigaciones, extensión y otros activos públicos requeridos para promover innovaciones futuras en el sector agropecuario, el sistema argentino de innovación necesita desarrollar un monitoreo sistemático de esfuerzos y resultados logrados, además de definir e implementar prioridades estratégicas”, señala OCDE.

“En ese contexto, el rol del INTA en la provisión de conocimiento requiere una evaluación profunda de sus diferentes líneas de acción: investigación, extensión y desarrollo rural. Las políticas públicas en innovación deberían focalizarse en la provisión de servicios en aquellas áreas no provistas por el sector privado, tales como las referidas a sostenibilidad y desarrollo de las cadenas de valor más postergadas, especialmente aquellas localizadas en las zonas extra-pampeanas”, indica.

“El Fondo Especial del Tabaco, con un presupuesto anual similar al del INTA, debería ser reformado”, sostiene el documento, para luego añadir que los pagos realizados a productores de tabaco tendrían que ser eliminados para destinar esos recursos a financiar programas de reconversión productiva en las actuales áreas tabacaleras”, aconseja el informe.

Vía: ValorSoja

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *