Home Agricultura Innovadora herramienta para el control de la papa

Innovadora herramienta para el control de la papa

Se trata de un sistema de alarma que logra determinar los momentos críticos para el desarrollo de la enfermedad tizón tardío.

La actividad principal del hongo es el ataque al follaje, formando manchas necróticas de color marrón oscuro en las hojas, que causa defoliaciones inmediatas si no es controlada a tiempo. Si al final del ciclo hay lluvias, se generarán esporas de esta enfermedad, que caerán al suelo y se depositarán sobre los tubérculos de papa del siguiente ciclo. Esto posiblemente va a traer riesgo de pudriciones en la futura plantación. Además, ya durante el ciclo del cultivo, los ambientes de mucha humedad, se verán favorecidos a la aparición al ataque temprano del tizón tardío (alrededor de los 40 días del cultivo).

El patógeno vive naturalmente en el suelo y en el cultivo de papa. Afecta solamente tejido vegetal vivo. Por este motivo, los campos adyacentes de papa, las plantas espontáneas, y los tubérculos desechados, son fuentes secundarias de infección, que en lo posible deben ser evitados.

Una herramienta para un mayor control

El trabajo en conjunto del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuarias (Inta), la empresa McCain Argentina S.A. y la Universidad de Wageningen (Holanda) permitió desarrollar un sistema de alarma para combatir el tizón tardío que ataca al cultivo de la papa.

Bautizado como PhytoAlert, los desarrolladores explican que “se trata de un sistema de alarma que logra determinar los momentos críticos para el desarrollo de la enfermedad en base a datos meteorológicos e incluye los fungicidas aplicados en el cultivo para las decisiones de control”.

Florencia Lucca, responsable del Laboratorio de Micología y Bacteriología de Papa del Inta Balcarce, provincia de Buenos Aires, explicó que la herramienta más utilizada y efectiva para controlar el tizón tardío es la aplicación de fungicidas. Sin embargo, reconoció que, actualmente, “tanto la industria como los consumidores demandan estrategias alternativas que permitan una protección más sostenible de los cultivos y una mejor administración de los fungicidas”.

“PhytoAlert no sólo es una herramienta para la identificación de los momentos críticos para el desarrollo del tizón tardío, sino también en la selección del fungicida más adecuado para el control y prevención de la enfermedad”, puntualizó Lucca. Además, también permite aplicar fungicidas en los períodos previstos de aparición de la enfermedad.

La reducción del uso del fungicida alcanzó hasta el 50 % lo que permitió un ahorro económico de hasta el 47 % por hectárea. Foto: Inta

Por otro lado, estas alertas generadas se utilizan en combinación con los monitoreos de las tarjetas de muestreo de FTA con el fin de detectar adaptaciones y nuevos genotipos. A lo que se suma que, por medio del PhytoAlert, también se puede seleccionar el fungicida más adecuado para prevenir o controlar al tizón.

Sobre la experiencia de validación en el sudeste de la provincia de Buenos Aires durante cuatro campañas consecutivas, Lucca señaló que “fue un éxito en la práctica por su eficacia de control, en comparación con un programa tradicional de aplicación calendario (aplicado de rutina)”. En estas campañas, la reducción del uso del fungicida alcanzó hasta el 50 % lo que permitió un ahorro económico de hasta el 47 % por hectárea. Como consecuencia de esto último, el impacto ambiental disminuyó hasta en un 48 %.

Estos resultados positivos dieron lugar a extender el uso del sistema a otras regiones del país, como son Córdoba y Tucumán, en las cuales también se están obteniendo resultados similares.

Con información: https://www.elagrario.com/

No hay comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí