Jardinería: cuidados y reproducción del Geranio de pensamiento

Rumbo a la primavera, te vamos a dejar un guía practica de como cuidar y tener una hermosa planta de geranio pensamiento en casa. Toma nota.

El geranio pensamiento, no es tan conocido como la tradicional variedad de geranio, el que la mayoría tenemos en casa. En esta nota te vamos a detallar algunos datos para su cuidado.

El pensamiento es uno de los tipos de geranios ideales para reproducir en el interior de nuestra casa. Este ejemplar presenta una característica flor en forma de trompeta, y verdes hojas que nos recuerdan al terciopelos. Si compramos un ejemplar para mantener en maceta, tendremos que elegir uno donde las flores no estén del todo desarrollada, o el que presente hojas amarillentas.

Si vamos al vinero, podemos encontrar una amplia gama de variedades en cuanto al color de sus flores, desde el rosa y blanco, al rojo intenso o el morado con betas blancas, y más. En cuanto al tamaño de estas plantas, según la variedad, normalmente suelen tener 12 cm, con un tope de 17 cm al menos.

El geranio pensamiento es una planta que se adapta a muchos espacios en nuestra casa, ya sea en terrazas, patios, balcones, maceteros, canteros y en el jardín, ya que sus coloridas flores le dan un toque muy agradable a la vista y deleita a los amantes de las flores.

Puedes leer: Cómo plantar un limonero en maceta

¿Cuáles son los cuidados de la planta geranio pensamiento?

Para asegurarnos una planta sana y vital en todo sentido, para lograr floraciones radiantes, tienes que tener en cuenta algunos puntos claves:

Ubicación

  • Exterior: buena iluminación, por lo que se ha de tener a pleno sol o en semisombra.
  • Interior: Si lo tienen en el interior de casa, trata de que tenga una ubicación donde reciba mucha luz. Trata de mantenerlo frente a ventanas o ventanales donde ingrese buen resplandor o luz del sol.

Tierra

  • Maceta: Un sustrato fértil con un buen abono. Puedes agregar un poco de compost organizo casero.
  • Jardín: También tendremos que proporcionarle buena tierra, con abono orgánico o sustrato. Asegura que tenga buen drenaje, y evitar los encharcamientos.

Riego

El geranio pensamiento no es resistente a la sequía, por lo cual te recomendamos mantener la tierra húmeda, siempre ejecutando el riego en la tierra y no sobre la planta, ya que el agua tiene que ir directo a la raíz. Dependiendo la época del año, es la frecuencia de riego que va a necesitar. En mitad de la primavera y durante el verano hay que regar unas 3-4 veces por semana, en tiempo de más frío, puede ser con menor frecuencia. Evita el exceso de agua en superficie de la tierra, y si lo tienes en una maceta, colócale un plato debajo-

Te puede interesar: Cuidado de los plantines de albahaca en tiempos de primavera

Buen abonado

Para que la planta de geranio pensamiento crezca de manera adecuada y genere sus flores vitales, te recomendamos un buen abono de la tierra donde lo vas a mantener. Para esto tendrás que realizar un adecuado abonado desde el principio de la estación de primavera hasta finales del verano al menos. Para un optimo abonado, lo más recomendable son los abonos naturales, como lo es el estiércol de animal herbívoro, el humos de lombriz.

Dependiendo del abono que vas a utilizar, tendrás que tener en cuenta algunas recomendaciones:

  • Echa la dosis indicada por el fabricante. Si suministras abono en demasía, puedes provocar daños en las raíces de la planta y provocar la muerte del ejemplar.
  • Abona o fertiliza cada vez que lo indique el fabricante. De esta manera podrás utilizar las cantidades adecuadas y en tiempos ideales.
  • Cuidado con el abono liquido: dependiendo del abono liquido que vayamos a emplear, si tenemos la planta en una maceta, tendremos que asegurarnos de que no filtre demasiado liquido en la zona de raíces, para evitar que la tierra se sature y la raíz se pudra.

¿Cómo reproducir el geranio pensamiento?

Toda variedad de geranio tiene la facultad de reproducirse por esqueje (gajos) de manera eficiente y exitosa. Para plantarlo, tendrás que elegir un gajo de la parte del medio de la planta, y elegir un cantero o maceta donde haremos crecer la planta. En una tierra abonada y fértil, húmeda, haremos un pequeño agujero con el dedo y colocaremos el esqueje, introduciéndolo hasta la mitad.

Una vez plantado correctamente, expondremos la maceta donde le llegue abundante luz del sol o puede ser también en una zona donde tenga semisombra, y buscaremos un espacio donde los vientos no vayan a dañar la planta. También le proporcionaremos un riego a menudo, para mantener la tierra húmeda, pero sin exceso de agua en la superficie.

Poda de los geranios de pensamiento

Para realizar una poda a adecuada en tiempo ideal, sería durante la primavera, en el que procederemos a quitar los tallos que tengan mal aspecto, los que notemos débiles, o los que puedan tener alguna afección. También quitaremos las hojas que hayan adoptado un color marrón o amarillento.

Con información de: https://www.hogarmania.com/