Anuncio
miércoles, mayo 12, 2021
InicioAgriculturaLa agricultura argentina y los 3 importantes indicadores

La agricultura argentina y los 3 importantes indicadores

Anuncio

De acuerdo a las investigaciones de la Bolsa de Cereales, la agricultura de conservación tiene como objetivo evitar la degradación de las tierras cultivables y regenerar aquellas que han sido afectadas.

Para ello se basa en tres principios:

  • Mantener el suelo cubierto
  • Ejercer la mínima labranza posible
  • Rotar cultivos

«En Argentina una de las herramientas que permiten sostener estos principios viene siendo utilizada desde hace tiempo: la siembra directa. Otras, como los cultivos de cobertura, han cobrado mayor adopción durante los últimos años», destacan desde la entidad porteña en un informe realizado hasta la campaña 2018/19.

El uso de mapas permite ver el estado de situación actual de los distintos indicadores regionales para cultivos de cobertura, siembra directa y rotación de cultivos en las regiones productivas del país.

Cultivos de cobertura

En Argentina la siembra de cultivos de cobertura viene creciendo a lo largo de los últimos años y muestra una tendencia positiva hacia el futuro.

Si bien en la campaña 2018/19 solamente un 13% de productores realizó cultivos de cobertura a nivel nacional, este valor se triplicó en sólo 4 campañas (dato 2014/15: 4%)

A nivel de región se encuentran valores superiores como en el NOA, NEA, Entre Ríos, San Luis y Sur de Córdoba.

El uso de estos cultivos como herramienta productiva está fuertemente asociado a las condiciones ambientales de cada zona: su eficacia dependerá del régimen de lluvias y la calidad de los suelos, como también del manejo técnico que esto implica.

Siembra directa

La siembra directa está ampliamente adoptada y difundida en la producción de cultivos extensivos de Argentina: hace 9 años que no se registra un valor nacional por debajo del 90%. En la última campaña 2018/19 el 91% del área se sembró bajo siembra directa.

En la campaña 2010/11 se alcanzó un máximo con 94% de adopción. Si bien en algunas campañas este valor disminuyó, el indicador hasta ahora se viene ubicando entre 90% y 94% a nivel país.

Cuando baja la adopción de siembra directa, en general se asocia a dos factores principales: la problemática de malezas de difícil control y el exceso hídrico en el suelo. Otros aspectos pueden ser el cultivo antecesor o el pasaje de una superficie ganadera a una rotación agrícola.

Rotación

La participación de las gramíneas dentro de la rotación de cultivos ha cobrado mayor relevancia a lo largo de los últimos años en nuestro país: «Este valor creció del 33% al 41% entre las campañas 2014/15 a 2018/19, lo cual significó un traslado del área de soja del 8% hacia maíz y trigo principalmente».

Si bien todas las regiones en general han elevado la superficie destinada a gramíneas, hubo zonas como el Sudoeste de Bs. As.-Sur de La Pampa y San Luis que alcanzaron el 55% sembrado con gramíneas en la campaña 2018/19.

Vía: news.agrofy

- Advertisement -spot_img
Anuncio

Para leer

Anuncio

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Relacionados

- Advertisement -