Anuncio
martes, mayo 11, 2021
InicioAgricultura" La agricultura en otros mundos"

» La agricultura en otros mundos»

Anuncio

La expansión humana extra planetaria está más cerca de lo que creemos comúnmente. Hay proyectos en curso que así lo corroboran. Y como en ciencia ficción, desde la hidroponía de las novelas de Isaac Asimov hasta el realismo de “The Martian” protagonizada por Matt Damon, la agricultura en otros mundos (extraterrestre) es la clave para la sobrevivencia humana fuera de la Tierra.

En la película “The Martian” de 2015, el protagonista encarnado por Matt Damon logra sobrevivir gracias a su conocimiento de botánica, luego de haber quedado varado en Marte. Y es que esta película posee un alto grado de realismo: al momento de filmarla se usaron los trajes y las naves espaciales que estaban en ese momento en desarrollo para tal fin. Son muchas las aristas que se refieren a una tecnología existente o en desarrollo. Pero aquí solo vamos a resaltar que el astronauta varado en Marte, logra sobrevivir gracias al cultivo de papa.
El astronauta Watney (Matt Damon) cultiva papas- «The Martian» – 20th Century Fox.

Y es que para muchos esto parece más ficción que ciencia, pero para otros cada vez es más ciencia y son varios los estudios que intentan conseguir avances en este sentido. Por ejemplo, los realizados por el Centro Internacional de la Papa, ubicado en Perú, que en conjunto con la NASA han arrojado resultados positivos del cultivo de varias especies de papa en suelos de características y composición química similares al suelo de Marte.

Otro estudio, realizado por investigadores de la Universidad de Wageningen, Países Bajos, señala que se lograron cosechar 10 tipos diferentes de cultivos: tomate, cebolla, rúcula, garbanzo, berro, rábano, quinoa, puerro, espinaca y centeno en suelos con propiedades similares tanto al suelo marciano como al lunar.
Wamelink – Open Agriculture, 2019.

Además, obtuvieron semillas de rábanos, berro y centeno, lo que les permite ilusionarse con un ciclo sustentable. “La producción de alimentos frescos en Marte es una de las claves para el asentamiento humano” declaró el Dr. Wieger Wamelink, uno de los autores del estudio. Si bien estos estudios son prometedores, todavía hay que sortear desafíos como la alta toxicidad del suelo marciano, la radiación o los cambios extremos de temperatura, tanto en Marte como en la Luna.

Uno podría preguntarse: ¿para qué investigar cultivos fuera de nuestro planeta? La respuesta es sencilla: estudiar la posibilidad del asentamiento de humanos en otros cuerpos celestes, ya sea satélites naturales como la Luna o planetas como Marte.

La Administración Espacial Nacional China, a través del Programa Chino de Exploración Lunar, prevé instalar una base en la Luna con presencia humana en la próxima década. Los avances para lograrlo abarcan diversos ámbitos de la ciencia y la tecnología, y la investigación biológica es uno de ellos. A fines del año pasado representantes del equipo científico encargado de los experimentos biológicos de la misión Chang’e 4, informaron haber logrado la germinación de la primera planta en la Luna, a raíz de semillas de algodón que llevó el explorador Yutu 2, alunizado en el lado oscuro de la Luna el 3 de enero de 2019.
Reconstrucción 3D basada en el procesamiento de imagen y análisis de información, muestra dos hojas de algodón creciendo en Marte. Foto: Chongqing University.
Imagen brotes de algodón tomada por Yutu’2. Foto: Handout/AFP.

Por su parte, la Agencia Espacial Norteamericana (NASA) ha anunciado un ambicioso programa llamado Artemis, que pretende entre otras cosas, volver a llevar humanos al satélite a partir de 2024, con la intención de contar entre los astronautas con la primera mujer que pisaría la Luna. Para lograrlo ya han comenzado la construcción de una estación espacial lunar, a través de contratos con empresas privadas.

Colonización de Marte

El proyecto para colonizar Marte de SpaceX (si, otra vez la compañía de Elon Musk, ya mencionada cuando hablamos del Proyecto Starlink) pretende mandar una primera nave de carga en el 2022 y dos años después los primeros seres humanos. Estas fechas puede que no sean definitivas, sin embargo la empresa viene cumpliendo objetivos de mediano y corto plazo a un buen ritmo.

El próximo 27 de mayo planea enviar, junto a la NASA, astronautas a la Estación Espacial Internacional (ISS por sus siglas en inglés) utilizando la nave espacial Crew Dragon, en lo que sería el primer lanzamiento tripulado de la empresa y también la vuelta de los Estados Unidos al privilegiado grupo de países capaces de enviar astronautas al espacio, ya que desde la desactivación del transbordador espacial hace casi 10 años, solo ha enviado sus astronautas haciendo uso de la nave rusa Soyuz.

Por su lado, Elon Musk (Fundador y Director General de SpaceX) asegura que pretende “colonizar Marte como un primer paso para convertir a la civilización humana en una especie interplanetaria” ya que, “o colonizamos varios planetas, o nos quedamos confinados en uno y nos dirigimos a una extinción casi segura”. Las causas de una extinción pueden ser muchas: choques de asteroides, pandemias, guerras nucleares y hasta ha sugerido la aniquilación de la raza humana por parte de la IA (Inteligencia Artificial) si el desarrollo de esta no es debidamente regulado.

Las objetivos de estas misiones son variados, pero en todos los casos es de suponer que existen tanto intereses económicos como políticos además de los fines propuestos, aunque los involucrados en llevar estos proyectos adelante no sean tan explícitos. Todo esto plantea el debate sobre la ética y legalidad de estos proyectos, un debate que tal vez lleve a esfuerzos mancomunados o a conflictos internacionales.

La carrera espacial

China y Estados Unidos no son los únicos con programas espaciales ambiciosos. En mayor o menor medida India, Corea del Sur, Japón, Israel, Europa y una larga lista de empresas privadas tienen proyectos que involucran al satélite natural terrestre.

Una nueva carrera espacial está en marcha: la conquista de otros mundos. Si estos proyectos son llevados adelante, tendrán que tener en cuenta que todo asentamiento humano requiere de alimentos, y la única posibilidad realmente sustentable de subsistir en otros mundos, es con el empleo de algún tipo de agricultura. Una vez más, como en época de pandemia, aparece el rol esencial de esta actividad.

Vía: Elagrario

- Advertisement -spot_img
Anuncio

Para leer

Anuncio

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Relacionados

- Advertisement -