Anuncio
viernes, mayo 7, 2021
InicioAgriculturaLa floricultura afronta la crisis

La floricultura afronta la crisis

Anuncio

Cómo se sostiene un negocio que genera 30 mil puestos de trabajo y que se paralizó en la pandemia.

La producción de flores y plantas ornamentales se realiza de manera intensiva en Argentina desde 1930, a partir del cual fue incrementándose convirtiéndose en un sector generador de más de 30 mil fuentes de trabajo.

Esta cifra relevada en 2016 por la Asociación Argentina de Floricultores y Viveristas abarca 2 mil productores primarios desde donde comienza el cultivo del producto, 9 mercados mayoristas, y más de 3 mil 500 puestos minoristas de venta entre florerías y viveros de atención al público. Además, se suman oficios y profesiones de diseño que están ligados a la producción florícola y al consumo de flores como paisajistas, jardineros, parquistas, planificadores del paisaje y profesionales de arte floral. 

“Todos parados sin producir, ni trabajar. La producción de plantas y flores motoriza el empleo en una importante cantidad de pymes, micropymes y unipersonales de insumos como fábricas de polietileno, media sombra, estructuras metálicas, fábricas de macetas, producción de sustratos, fertilizantes, cuidado fitosanitario en laboratorios y maquinarias cuya mano de obra proviene de los sectores más vulnerables de nuestra sociedad”, manifestó el licenciado Pablo Irie, presidente de la Asociación Argentina de Floricultores y Viveristas.

Desde la entidad estimaron que más de 800 millones de dólares es el valor en riesgo si se frena, por la pandemia del covid-19, toda la cadena productivo/comercial de flores de corte, plantas ornamentales y empresas y servicios ligados al sector. Si bien se trata de un producto perecedero netamente nacional, en otros países las plantas y las flores como generadoras de bienestar y salud en las personas son consideradas de primera necesidad. 

Durante el mes de abril 2020 estuvieron reclamando al Gobierno Nacional que se incluyan dentro de las actividades habilitadas para poder circular y comercializar, bajo el compromiso de cumplir un protocolo de seguridad que elaboraron junto con el Instituto de Floricultura.

“También pedimos la apertura de los viveros al público, ya que la mayoría son en lugares grandes, ventilados y sin gran concurrencia de gente. Es viable la comercialización online, pero para ciertos puntos del país, hay pueblos o regiones que no es tan popular el uso de la entrega a domicilio”, opinó el referente de la Asociación Argentina de Floricultores y Viveristas.

Asimismo, agregó que la mayor salida de venta de flores de corte es para eventos, iglesias y cementerios. “No veo un mercado que pueda sustituir la gran cantidad de flores de cortes que hay producido actualmente”, afirmó Pablo Irie.

De los 2 mil productores a nivel nacional, el 50 por ciento se encuentra en la provincia de Buenos Aires, mientras el resto se distribuye en diferentes polos productivos como Córdoba, Mendoza, Corrientes, Misiones, Entre Ríos, Santa Fe, Región del NOA y Patagonia. 

Cómo evitar pérdidas

La floricultura está dividida a grandes rasgos en productores de árboles y arbustos; plantas ornamentales de interiores; plantines florales de exteriores y flores de corte.

El licenciado Pablo Irie informó: “Los productores de flores de cortes son los que producen para eventos sociales. Su producción junto a los de plantines florales, son los productos más perecederos, que tiene su fecha de venta inmediata al producirse la flor. Una vez pasada la flor se tira. Su ciclo de producción es de tres meses a un año”. 

En cambio, la producción de plantines y árboles y arbusto, son para decoración de jardines o lugares públicos o las plantas de interior para decoración de interiores. Para las huertas caseras, los materiales se pueden conseguir en los viveros de venta al público. Los viveros están con sus invernáculos llenos de plantas para la campaña otoño-invierno, por lo cual hay que evitar provocar pérdidas por descarte de la producción tanto en flores de corte como en las plantas.  

Consultados los mercados mayoristas de flores de Buenos Aires, con el aislamiento social obligatorio de los primeros 15 días se estima que en flores de corte la pérdida promedio fue de 1000 paquetes de flores por productor, 50 mil paquetes de flores entre los casi 1000 productores de flores de corte a nivel nacional. La misma situación se comenzó a dar en los productores de plantines florales, dado que la planta “se pasa” y hay que tirarla. 

Cuarentena administrada para las flores 

El ministro de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación Ing. Agr. Luis Basterra tomó conocimiento de la situación y convocó a la Asociación Argentina de Floricultores y Viveristas a una reunión que se llevó a cabo el jueves 16 de abril.

De la misma participaron también el subsecretario de Coordinación Política, el presidente de Senasa, el secretario de Agricultura Familiar, la directora de Horticultura, Floricultura y Fruticultura del Ministerio de Desarrollo Agrario de la Provincia de Buenos Aires, el director del Instituto de Floricultura INTA y la directora de Agricultura Familiar de la provincia de Buenos Aires. 

Por parte del sector privado, estuvieron presentes el presidente de la Cooperativa Argentina de Floricultores, el presidente de la Cámara de Viveristas y Afines de San Pedro y la coordinadora de la Asociación. 

En la nueva etapa de cuarentena administrada se plantean los siguientes puntos : 

1) Producción en cultivo: Habilitada con las recomendaciones de seguridad por la Pandemia del COVID-19

2) Traslado de la producción del cultivo productor hacia otro cultivo productor o punto de venta habilitado cumpliendo con: 

a. Tránsito interjurisdiccional: siguiendo las normativas del Ministerio de Transporte con respecto a la carga transportada. Más certificado de RENSPA /RENFO y DTV emitido por Senasa. 

b. Para tránsito dentro del ámbito de la Provincia de Buenos Aires, referenciar al comunicado del Ministerio de Desarrollo Agrario de la Provincia de Buenos Aires más certificado de RENSPA / RENFO y certificado de DTV emitido por Senasa 

c. Para tránsito interno en ámbito provincial de otras provincias: Consultar documentación a llevar según exigencias de cada provincia. 

3) Comercialización mayorista y minorista: Las autoridades presentes se comprometieron a realizar las gestiones necesarias para destrabar/flexibilizar la comercialización y realizar una comunicación oficial para evitar errores de interpretación tanto en el sector como en las autoridades de control. dejaron aclarado que más allá de las recomendaciones que se pueda hacer a nivel nacional, cada municipio tiene la autoridad para permitir o no la apertura del comercio.

Vía:  Agrofy News

- Advertisement -spot_img
Anuncio

Para leer

Anuncio

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Relacionados

- Advertisement -