viernes, septiembre 24, 2021
ANUNCIO

La guerra del Gobierno, especulaciones y una supuesta «oligarquía ganadera»

En el Gobierno insisten que los objetivos de establecer el cupo exportación cumplió con uno de los de los principales objetivos de “frenar el aumento y estabilizar el precio de la carne vacuna”.

El aumento de los precios de la carne en el mercado internacional, evidenciado durante los últimos meses, implica una presión sobre los precios en el mercado interno por su condición de bien transable.

La exportaciones de carne suponen cerca del 10% de las ventas al exterior de Argentina. En 2020 ingresaron 3.126 millones de dólares por el comercio externo de carne, frente a los 14.000 millones de dólares obtenidos por la soja, el producto más exportado. Los productores advierten que el cepo a las exportaciones es otro tiro al pie en un país endeudado y muy necesitado de divisas.

El impacto en el mercado cárnico

La Cámara de la Industria y el Comercio de Carnes y Derivados de la República Argentina (CICCRA) advirtió el impacto de la extensión del cierre de exportaciones.

El titular de CICCRA, Miguel Schiariti, señala que la extensión por 60 días del cepo a la carne muestra que el Gobierno «lo único que quiere es mantener el tema en la agenda periodística».

«Quieren que los argentinos coman carne más barata de lo que ya están comiendo. Es una provocación al sector de la producción para que tomen medidas en este sentido», agregó Schiariti y consideró: «Buscan plantear mediaticamente la batalla contra la oligarquía ganadera, sin tener en cuenta que el 70% de los productores ganaderos son minifundistas. Es un relato más entre todos los relatos del Gobierno».

Al mismo tiempo, señaló que, al haber 650 mil terneros menos por la liquidación de vientes de los últimos años, «en cuanto le pongan plata en el bolsillo de la gente, la carne va a subir de manera muy significativa».

Respuesta de productores bonaerenses y pampeanos

La Confederación de Asociaciones Rurales de Buenos Aires y La Pampa (CARBAP) manifiestó su fuerte rechazo a la prorroga de las restricciones a las exportaciones de carne vacuna: «Incomprensible medida que provoca que pierdan todos los actores de la cadena cárnica, consumidores, e inclusive el país en su conjunto debido a la disminución de ingresos por exportaciones y por la pérdida de confianza internacional ante los cambios permanentes en las condiciones comerciales«.

CARBAP enumeró los siguientes impactos:

  • Pierden los trabajadores de toda la cadena de carne vacuna: los trabajadores de la industria frigorífica, tal como detallo el Sec. Gral. de FESITCAR Gabriel Vallejos en el pasado Consejo Abierto de CARBAP, pierden ya que hay múltiples reportes de suspensiones, reducciones horarias, adelantos de vacaciones y parada de frigoríficos. Ello redunda en pérdidas de ingresos que ronda el 40 % del salario real y de fuentes de trabajo para este sector. También pierden los trabajadores de la cadena bovina que se dedican a la genética, a la cría, a la invernada, al feed lot,  al transporte de ganado, a la comercialización, poniendo en riesgo fuentes de trabajo genuino que en la Argentina hoy escasea.
  • Pierden los productores ganaderos: los productores pierden por el impacto en los valores de la hacienda; los consignatarios pierden por el menor volumen de comercialización; los frigoríficos pierden por menor producción y mayores costos;
  • Pierde el consumidor: porque las restricciones hacen caer la producción, y con menor producción los precios de la carne aumentarán. Y a eso hay que sumarle el menor poder adquisitivo de los argentinos por la caída del salario real, con lo cual el consumo de la carne vacuna caerá.
  • Pierde el país en su conjunto: porque por las restricciones se pierden exportaciones por 100 millones de dólares por mes, divisas que Argentina necesita para su movimiento económico. Lo cual ralentiza la economía, sobre todo del interior del país, ya que las restricciones generan menor producción, es decir menor recaudación, menor inversión, menor empleo y menor actividad económica. Pierde el país como proveedor confiable de carne vacuna en el mercado mundial.

«Preocupa la imposibilidad de los funcionarios, encabezados por el mismo presidente de la Nación Dr Alberto Fernández, de revisar y levantar las restricciones, lo cual vuelve a hundir al sector en una instancia de imprevisibilidad, desconfianza, desazón y suspensión y/o migración de inversiones a otros países y actividades. Para una actividad de planificación de largo plazo como es la ganadería, las medidas electoralistas y alejadas de las necesidades reales del país atentan contra su futuro. Perdemos todos, pierde la Argentina», concluyen.

Vía: https://news.agrofy.com.ar/

Relacionados

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Populares

Fungicida casero con bicarbonato

Los hongos son uno de los problemas más habituales que pueden afectar tanto a plantas como a personas. Aunque hoy en día existen gran...

Cómo hacer un buen asado al horno

Aprende a preparar Asado al horno argentino con esta rica y fácil receta.  A la parrilla o al horno, un asado no se parece en nada a...

Limón con agua de aloe vera

El aloe vera y el limón tienen propiedades depurativas naturales que ayudan al organismo a eliminar los residuos y toxinas. Al ingerir limón y...

Vinagre, en la huerta y el jardín

Ya sabemos que es un herbicida 100% natural, pero hay más. Te dejamos 15 usos del vinagre para tu huerta y jardín. El nombre vinagre...