Agricultura Huerta

La importancia de la profundidad de la siembra

La siembra consiste en colocar la semilla bajo el suelo o sustrato para que, al hidratarse, empiece con el proceso de germinación que la llevará a formar una nueva planta. Si bien la siembra parece una labor sencilla que no necesita de mucha habilidad, es en realidad la razón por la que gran parte de biohuertos no llegan a producir; pues se subestiman varios factores que a la larga producen que la germinación sea dispareja o en el peor de los casos que no logren emerger las plantas.

El mayor problema con el horticultor es que piensa que debe sembrar la semilla lo mas profundo posible para que desarrolle mejor sus raíces y la planta sea mas grande al crecer; cuando lo que en verdad se está haciendo es condenarla a pasar varias dificultades para que logre emerger, si es que llega a hacerlo; estas dificultades son:

Va a estar mas susceptible a las pudriciones por exceso de humedad y poca aireación, ya que la semilla necesita de oxígeno para germinar adecuadamente.

Va a estar mas cerca de las plagas (Gusanos de tierra), las cuales van a comerse la semilla o parte de ella, impidiendo la germinación.

Va a gastar toda la energía que tiene para poder salir a la superficie, por lo que, si logra emerger, va a ser muy susceptible al ataque de plagas y enfermedades.

Las semillas de la mayor cantidad de hortalizas son de tamaño pequeño (Entre 1 – 5 mm.) Salvo algunas excepciones como el zapallo, fréjoles, caigua, etc. cuyas semillas tienen un tamaño de entre 1 – 2 cm. La profundidad de siembra está relacionada con el tamaño de la semilla; La regla, aunque muchas veces no se cumple, es que la profundidad no debe ser superior al doble del tamaño de la semilla. Es decir mientras la semilla es mas pequeña la siembra será mas superficial. El caso mas resaltante vienen a ser las semillas mas pequeñas (Apio, albahaca, lechuga, zanahoria, etc.) donde la profundidad de siembra se encontrará entre los 2 – 4 mm. Siendo lo mas superficial posible pero cuidando que el suelo o sustrato las cubra por completo para evitar que las aves las consuman.

Siembra superficial de semillas de espinaca

Recomendaciones

Muchas veces se suele enterrar la semilla a una profundidad adecuada, pero al regar, las semilla salen a la superficie por erosión del suelo, por eso se recomienda evitar el riego por aspersión o usar la regadera, solo durante las primeras semanas del cultivo.

Antes de usar la semilla se debe de evaluar su porcentaje de germinación a través de una prueba; ésta se realiza colocando entre 25 – 50 semillas sobre un papel absorbente húmedo y viendo en 5 – 7 días cuantas logran germinar; de modo que si germina mas de la mitad se puede proceder con la siembra; en caso contrario se debe buscar otra semilla para la siembra.
Germinación de semillas de lechuga.



Vía: ecosiembra.blogspot

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *