Anuncio
sábado, febrero 27, 2021
Inicio Ganadería La lechería, en busca de la intensificación para renovarse

La lechería, en busca de la intensificación para renovarse

Anuncio

Esta semana se desarrolló el 15º Congreso Panamericano de la Leche donde se coincidió las oportunidades que tiene la región para crecer en producción.

“La lechería en Latinoamérica es un negocio en potencia”. Esta frase resume los tres intensos días en el 15º Congreso Panamericano de la Leche que se realizó en Buenos Aires donde se reunieron los principales eslabones de la cadena lechera de la región para analizar las oportunidades que tiene el sector de capa caída, sobre todo en la Argentina. Daniel Pelegrina, presidente de la Federación Panamericana de Lechería (Fepale), y a su vez, titular de la Sociedad Rural Argentina, fue quien pronunció las oportunidades que se vienen.

El directivo, quien fue reelecto esta semana como titular de Fepale por dos años más, comenzó dando datos del sector para poner en contexto. En América Latina hay 625 millones de personas (8% de la población mundial) de los cuales 3 millones se dedican a la producción de leche. En total, se producen de forma anual 80.000 millones de litros con sistemas de producción heterogéneos.

Según Pelegrina, Latinoamérica se puede dividir en dos subregiones: por un lado, Argentina, Chile, sur de Brasil, Uruguay y Paraguay, donde predominan una lechería especializada con campos más grandes y estructura productiva más homogéneas, en contraposición a lo que sucede en el resto de Brasil, Región Andina,Caribe y Centroamérica, donde la producción de leche es menor.

“Si el país vuelve a ser viable en términos macroeconómicos, la lechería tiene todas las condiciones para recuperarse”

“En 6 países, como Argentina, México, Chile, Brasil,Panamá y Uruguay, la industrialización es de 80%, pero en el resto de los países empieza a caer este porcentaje”, señaló.

Latinoamérica, describió, representa el 12% de la producción de leche a nivel mundial. En los últimos 26 años, la participación de la región creció 33%. “La producción de leche aumentó el doble de lo que sucedió en el mundo”, graficó. En este sentido, el comercio de lácteos (exportaciones/importaciones) viene aumentando por año 6,% desde 2001.

Preocupación en el sector lechero del Mercosur por la posible entrada de lácteos de la Unión Europea

Para Pelegrina, por el lado de la demanda es donde surge el triple desafío: para él hay que fidelizar el consumo local de lácteos, integrar los sistemas de abastecimiento con la demanda regional de lacteos y buscar mejorar la productividad para poder ganar mercados globales. “Salvo los casos de Uruguay Nicaragua, la mayor parte de los países de Latinoamérica destina más del 80% de lo que produce al mercado local”. Sin embargo, aclaró, excepto Argentina, Uruguay, Costa Rica y Brasil, los consumidores del resto de los países no ha llegado a su nivel de satisfacción de consumo de lácteos.

Ante este contexto, Pelegrina aseguró que Latinoamérica tiene potencial para seguir creciendo por las tierras disponibles y el agua, la situación agroecológica, el medio ambiente conservado, las pasturas, la población joven que se dedica al negocio, la baja emisión de CO2, las fuertes inversiones en el sector y la tecnología.

¿Qué se puede hacer para mejorar el precio de la leche?

Es así como la tecnología jugará un rol fundamental en este objetivo de eficientizar la producción de leche para ser más rentable y poder satisfacer la demanda interna y profundizar las exportaciones. Así lo hicieron saber en el congreso. Uno de los disertantes que abordó esta temática fue Nicolás Lyons, quien se desempeña como coordinador de Desarrollo de Lechería en Australia.

En esta línea, describió que hay muchas tecnologías disponibles, específicamente de dos tipos: una es la automatización que reemplaza a la mano de obra. Y del otro lado están los sensores, en la mayoría de los casos relacionados a collares de vacas o sensores en línea en la sala de ordeñe. “Argentina tiene las mismas posibilidades de incorporar estas tecnologías que el resto del mundo. No tiene fronteras. Lo que sí es un hecho es la poca accesibilidad al crédito para poder adoptarlas”, alertó.

En lechería, tiempos de cambio

Ya mirando al futuro, el referente, de nacionalidad argentina, proyectó que se vienen las cámaras para detectar problemas de patas, condición corporal y disponibilidad de pasturas, entre otros. Y a su vez, el uso de los datos que largan los sensores a nivel de predicción, no tanto para decir lo que está pasando en el momento, sino para decir lo que puede pasar o sugerir acciones mirando hacia el futuro.

 

Fuente: Clarin Rural

- Advertisement -
Anuncio

Para leer

Anuncio

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Relacionados

- Advertisement -