Actualidad Agricultura Plagas

La plaga que amenaza a los algodonales no se detiene

El picudo del algodonero en esta campaña golpea muy fuerte a los lotes del cultivo en distintas zonas del país, como Chaco y Santiago del Estero, indicando algunos técnicos que la cuestión cultural de trabajo del productor incide fuertemente en el desborde que está provocando la plaga.

Ayer por la mañana, Carlos Ruiz de la zona de riego en Santiago del Estero, contó que “estamos teniendo un fuerte ataque de esta plaga”. Cuando aún falta cosecharse un importante porcentaje de los lotes de algodón implantados en el Chaco, que no supera el 40%, crece el drama por la presencia del picudo del algodonero.

Nos tiene preocupado el Picudo y con estas lluvias se va a frenar el tratamiento para el control, dijo el productor Ernesto Iván, de La Tigra. Comentó que el ataque es intenso “y creo que al no haber flores o polen causan mucho daño a las bochas chicas. Este año viene muy difícil el control y se nota un daño económico importante”, agregó.

En tanto, Denis Konsimal, de Juan José Mármol, indicó que es “tremenda” la afectación que sufren los lotes de algodón a causa del picudo, manifiestan que podría ser el clima pero aunque realizaron el tratamiento de curación adecuado los daños ocasionados por la plaga son irreparables.

“Yo hice 180 hectáreas de algodón, se le curó y comparé con el girasol que lo sembré al lado, hice entre bordes y aplicaciones completas unas 11 fumigadas, el año pasado hice algodón en ese lugar este año volví a hacer, a la vuelta del lote use el insecticida Lupara y cipermetrina, igual el picudo atacó, así que creo que este año es uno de los peores ataques este año y en este lote que yo hablo no hay algodón en diez kilómetros a la redonda, no sé de donde salió”.

Visiones diferentes

Los productores agropecuarios de esta parte del país, deberán ir acostumbrándose a ir armando equipos de trabajo y despojándose de la desconfianza entre sí mismos, en la permanente búsqueda de soluciones para los problemas puntuales que tiene el campo.

Un factor importante para ello es tener en claro que no se puede seguir dependiendo en un todo de los gobierno de turno. El productor sabe de sus necesidades, sabe por dónde se escurre más rápido el agua, sabe que caminos tomar cuando hay lluvias intensas, cuestión que lo lleva a no quedarse esperando “de la buena gestión” oficial que tal vez nunca o muy tarde llegue.

Las cooperativas agrícolas, utilizando el asociativismo, han hecho “patria e historia” en el Chaco. Pero luego, el individualismo, termino devorando los esfuerzos. No debe repetirse la historia. Los sistemas de producción y la matriz productiva van cambiando a ritmo galopante. Y es necesario organizarse para trabajar como pequeños consorcios y acceder a nuevas tecnologías, al tan escurridizo financiamiento pero por sobre todo tener acceso a información y asesoramiento, teniendo en la mano la posibilidad de la asistencia técnica del INTA.

Es, sobre todo, para que los productores en particular los de pequeña y mediana escala no queden fuera del sistema, y puedan seguir produciendo.

Fuente: Diario Norte

Vía: revistachacra

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *