Anuncio
sábado, junio 19, 2021
InicioAgriculturaLa primera granja flotante del mundo está en Holanda

La primera granja flotante del mundo está en Holanda

Anuncio

Frente a los retos actuales de las ciudades en crecimiento, consumo de suelo y el cambio climático, estos proyectos como las Granjas inteligentes flotantes pueden ayudar a cambiar algunos de los paradigmas existentes, que nos han llevado a la situación actual y abrir nuevas posibilidades que pueden mejorar la calidad de los recursos humanos la vida y el medio ambiente. sobre la base de una estrategia Plataforma flotante de varias capas que combina la acuicultura (pescado), Hidroponía-aeroponía (cultivos) y la energía fotovoltaica (energía solar y otras energías renovables), el objetivo es que estas granjas flotantes pueden ubicarse cerca de las zonas donde la comida es más necesaria y potencialmente convertirse en automatizadas y dirigidos con el uso de las tecnologías de TI / software.

Ante la falta de terrenos agrícolas en Holanda, se ha creado la primera granja flotante del mundo, una plataforma de 1.000 metros cuadrados que se está construyendo en el puerto de Rotterdam, ya ha reclutado a dos productores de leche que serán la cara de este proyecto.

En medio del bullicio de una ciudad tan ajetreada como Rotterdam, los dos granjeros holandeses, Albert Boersen y Myrthe Brabander, pondrán en funcionamiento esta granja flotante experimental, que pretende ser la primera de muchas en los Países Bajos.

La idea de esta granja fue del director ejecutivo Peter Beladon, quien tras visitar Nueva York durante el huracán Sandy, se dio cuenta de la interrupción del suministro de alimentos y decidió construir una granja urbana que alimente a la población local.

El interés por este proyecto flotante ya es grande, según señalan sus desarrolladores, y va desde estudiantes, urbanistas y agricultores hasta delegaciones chinas que han visitado la construcción en Rotterdam.

“La gente a menudo no sabe de dónde viene su comida y me gustaría mostrarles el proceso desde cerca. También quiero crear conciencia entre los agricultores para que sepan dónde va su producción”, afirma Boersen, en unas declaraciones al diario holandés “AD”.

La granja seguirá una tendencia de “agricultura urbana” en la que la producción de alimentos vuelve a las ciudades donde vive la gente que consume los productos lácteos, según explica en una nota la compañía Beladon, desarrolladora de proyectos flotantes holandeses.

“Mis padres venden su leche a través de Friesland Campina, un colectivo anónimo. Creo que eso es una lástima”, lamentó Boersen, quien añadió que espera que sus vacas “sean muy curiosas y puedan husmear alrededor” de la futura granja.

Ambos granjeros controlarán el proceso de producción de leche de decenas de vacas de la raza Montbeliarde, que se alimentarán de los pastos que ya están creciendo en la planta alta de esta plataforma autosuficiente.

El objetivo es producir unos 800 litros de leche al día, aunque también productos como el yogur o el queso, dijo Minke van Wingerden, en una rueda de prensa para presentar el proyecto.

“A las vacas no les pasará nada porque la plataforma será muy estable”, añadió Van Wingerden.

Hace exactamente un año, el ayuntamiento de Rotterdam dio el visto bueno a la construcción de esta granja, después de que una investigación de la universidad de Utrecht confirmase que el ganado “no se marea” en el agua.

Como ejemplo, los investigadores señalaron “las millones de vacas que se envían sin problema” cada año desde Australia a EEUU.

La granja constará de 1.300 metros cuadrados y costará unos 2,5 millones de euros.

A pesar de la gran inversión que supone este proyecto, Brabander recuerda que “asentarse en la ciudad reducirá mucho los gastos de transporte” y, al igual que su compañero Boersen, considera esta idea como un ejemplo mundial de innovación.

Las labores de construcción ya comenzaron a principios del pasado septiembre, y según los planes de Beladon, la plataforma flotante estará hecha de hormigón, con marcos de acero galvanizado y un suelo con una lámina permeable que permita orinar a las vacas.

Se trata de un proyecto completamente ecológico, que utilizará energía solar para la producción de electricidad y almacenará el agua de la lluvia para su reciclaje.

Asimismo, la recogida del estiércol estará robotizada y estos restos se trasladaran a unidades fertilizantes.

Los robots repartirán los alimentos al ganado y la hierba estará sometida a luces LED que promoverán un crecimiento rápido.

La plataforma, que está previsto que esté terminada en septiembre de 2018, estará en el complejo portuario de Merwedehaven y estará abierta a las visitas del público, incluidos los más pequeños, que podrán ver cómo se ordeña una vaca o cómo se hace un yogur.

Merwedehaven es una zona industrial construida hace casi un siglo, y cuenta con numerosas vías acuáticas, recintos portuarios y extensiones de agua con espacio para nuevas construcciones.

 

- Advertisement -spot_img
Anuncio

Para leer

Anuncio

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Relacionados