Anuncio
martes, mayo 18, 2021
InicioApiculturaLa “Reina de Corazones”, un proyecto impulsado por mujeres rurales para trabajar...

La “Reina de Corazones”, un proyecto impulsado por mujeres rurales para trabajar colmenas y vender miel

Anuncio

El proyecto «Reinas de Corazones», similar a una cadena de favores, comenzó en Pehuajó, provincia de Buenos Aires.

Las emprendedoras Marina Muscolo, Pilar Olloquiegui y Haydé Sosa entregan a las mujeres rurales cuatro colmenas y un equipo para trabajar. Además, las visitan y les enseñan el oficio. En febrero realizan la cosecha todas juntas y envasan la producción que venden bajo la marca «Reinas de corazones». 

Con lo obtenido compran lo mismo que recibió la primera mujer y se lo otorgan a una nueva integrante. El objetivo es que la cantidad de mujeres que producen se multiplique año a año, como así también la cantidad de miel.

Hace 39 años que Muscolo nació en la Ciudad de Buenos Aires. A los 23, se recibió de Ingeniera Agrónoma, se casó y se fue a vivir a General Madariaga donde trabajó en un pool de siembra. «Eran todos hombres en el equipo de producción, menos yo. Fue un gran aprendizaje, algo así como realizar una residencia para los médicos», recordó.

A los 30 decidió trabajar en forma independiente: asesoraba clientes y se asoció con un contratista local donde empezó a sembrar cereal en General Madariaga. Decidió volver a Buenos Aires y trabajó durante seis años en otra empresa, en el equipo de Buenas Prácticas Agrícolas. En ese tiempo realizó un posgrado en una escuela de negocios porque quería emprender por su cuenta. 

«Me faltaba algo, necesitaba un proyecto que tuviera un impacto grande en la vida de las personas», afirmó en diálogo con Infobae. «Pensé en las mujeres que están en el campo, las esposas de los encargados, de los puesteros: quería generar un oficio y que tengan autonomía económica. Pensé en horticultura, en cerdos, pollos: a todos les iba encontrando un pero», explicó.

De repente le picó un «bichito», como ella lo describe: pensó en la miel y sus virtudes; un alimento no perecedero que dura de tres a cinco años, antibiótico y antiséptico natural. «Me pareció un producto muy noble. Además, me cerraba la idea de la apicultura porque el lugar que le tenían que pedir al dueño del campo era muy chico y la familia tendría un ingreso extra», afirmó. Mientras realizaba su posgrado presentó la idea en un concurso de Agroemprendedores de África. No lo ganó, pero el premio llegó después.

El comienzo del proyecto

En 2016, Muscolo se fue a vivir a Pehuajó y entre las cajas de la mudanza encontró el proyecto que había presentado tiempo atrás. «Esto lo tengo que arrancar», se dijo, y decidió que primero debía primero probarlo ella misma. «Me encantó y entendí que iba a tener colmenas toda la vida porque las abejas trabajan en equipo: cuando una pica para proteger a las otras, se muere: da la vida por las demás», afirmó.

Dos años después, convenció a Olloquiegui y Sosa, quienes también vivían en la zona de Pehuajó, y juntas comenzaron el proyecto, una idea que concibieron como una «cadena de favores». «Trabajamos justamente como la abejas, en forma colaborativa, compramos el material juntas, lo armamos, recorremos las colmenas, es un proceso muy acompañado y la venta la hacemos en conjunto. Entendimos que no tenía que ser un regalo, tenía que ser algo que se ganaran», afirmó Muscolo.

La miel “Reinas de Corazones” se vende fraccionada en envases de medio kilo y un kilo en Pehuajó y en zona norte de Capital Federal
La miel “Reinas de Corazones” se vende fraccionada en envases de medio kilo y un kilo en Pehuajó y en zona norte de Capital Federal

Además las emprendedoras priorizan las Buenas Prácticas Agrícolas. «Trabajamos muy en conjunto con el equipo de producción de cada uno de los campos donde están las colmenas, sobre todo con los pulverizadores porque las abejas son muy sensibles a cualquier cambio: son sensores y centinelas de la salud del medio ambiente», agregó.

 Hasta el momento son nueve mujeres y toda la producción se vende con el nombre “Reinas de corazones” en Pehuajó y en Zona Norte de Buenos Aires: este año llevan vendidos unos cinco mil kilos de miel

El 24 de junio pasado, el presidente del Senasa, Ricardo Negri, y el diputado Nacional, Pablo Torello, las visitaron en la localidad bonaerense donde recorrieron los módulos para la producción de miel de alta calidad.

Este año las emprendedoras alquilaron una sala de extracción y el objetivo principal es exportar: para ello están trabajando con la Agencia Argentina de Inversiones y Comercio Internacional, del Ministerio de Producción y Trabajo de la Nación. «Ese es nuestro Norte: poder vender al mundo no sólo la miel sino también la historia que hay detrás de su proceso», concluyó Muscolo.

Fuente: infobae

- Advertisement -spot_img
Anuncio

Para leer

Anuncio

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Relacionados

- Advertisement -