Anuncio
viernes, mayo 7, 2021
InicioAgriculturaLa sanidad del trigo con estrategias adecuadas

La sanidad del trigo con estrategias adecuadas

Anuncio

En esta campaña 2020/21, las condiciones climáticas hacen que se planteen dos escenarios productivos contrapuestos en las zonas trigueras: uno en el que escasean las lluvias, y el rendimiento perdió potencial, y otro en el que las condiciones son satisfactorias, y el cultivo de trigo aún conserva las chances de alto rinde.

En ese contexto, las enfermedades están al acecho de los cultivos. Infocampo reproduce el análisis que de esa situación hacen cuatro reconocidos fitopatólogos: Margarita Sillón (Facultad de Ciencias Agrarias, UNL), Rita Robledo (Aappce), Lucrecia Couretot (INTA Pergamino) y Matías Pastore (asesor privado) analizaron el panorama sanitario del trigo y abordaron sobre las principales recomendaciones de manejo.

Santa Fe y Litoral

Según expresó Sillón, “en Santa Fe y Litoral, hay dos grandes grupos de enfermedades del cereal: las manchas y las royas presentes en estados tempranos del cultivo”, a lo que agregó que, según este panorama, es clave seguir el lote y evaluar la enfermedad, teniendo en cuenta que el mejor fungicida mal aplicado se convierte en el peor.

Pero antes de avanzar en la definición del fitosanitario curativo, según la experta, “el foco está en tomar la decisión del tratamiento en base al progreso de la enfermedad” e hizo hincapié en no aplicar reiteradamente un único producto, rotar principios activos, recurrir a los fungicidas multisitios y analizar cómo evoluciona la enfermedad.

Oeste bonaerense y este de La Pampa

Yendo al oeste de Buenos Aires y este de La Pampa, Robledo indica que, mientras antes los problemas eran las manchas y la roya anaranjada, ahora la complicaciones son la roya del tallo y estriada. De esta manera, el panorama de la zona cambió.

Según la técnica, aunque el año podría venir tranquilo en materia sanitaria, advierte que un poco más al norte ya se empezaron a ver lotes con roya estriada.

En este sentido, Robledo reflexiona que el desafío de los técnicos es hacer un monitoreo a conciencia: “rutinario, semanal, con un registro escrito”. Por eso, admite que es necesario un seguimiento profesional de los lotes, que el monitoreador reconozca las enfermedades, sepa calcular la incidencia y relacionarla con el estado fenológico del cultivo.

Región central

Siguiendo con la radiografía de la región central, Couretot y Pastore dicen que, “hay variedades de trigo susceptibles sembradas y se están detectando de manera incipiente las primeras pústulas de roya amarilla y de la hoja en esta campaña”.

“Mi principal recomendación es que reconozcan bien las enfermedades, que no se apuren en la toma de decisiones ni se atrasen, que traten de hacer las aplicaciones en el momento oportuno”, dice la especialista del INTA Pergamino.

Por su parte, Pastore aconseja “empezar el monitoreo desde la emergencia y aumentar la frecuencia con la aparición de las primeras pústulas”.

Vía: Elabcrural

- Advertisement -spot_img
Anuncio

Para leer

Anuncio

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Relacionados

- Advertisement -